POLITICA

Polémica por la designación de la camporista Sagasti en la comisión de Juicio Político

Por Florencia de Sousa | Los cambios no cayeron bien en la oposición. Los juicios pendientes. Opinan Laura Alonso y Alejandro Fargosi.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Tras la designación al frente de la comisión de Juicio Político de la joven integrante de La Cámpora, Anabel Sagasti en lugar de Adela Segarra, miembros opositores piden que se traten de modo "urgente" los pedidos de proceso de remoción contra el vicepresidente Amado Boudou y la procuradora general Alejandra Gils Carbó, entre otros funcionarios, en causas por mal desempeño. Además advierten sobre una maniobra del gobierno para destituir al ministro de la Corte Suprema, Carlos Fayt. 

La diputada por el PRO, Laura Alonso, expresó que en la reunión de este martes “se manifestó la intención de una diputada del oficialismo de estudiar algún tipo del expediente del Dr. Carlos Fayt, y cuando los diputados buscan iniciar el tratamiento de un expediente, están tratando de acusar a un funcionario que puede ser removido por mal desempeño” por ello considero que “el comentario no fue casual, hay que estar preparado porque es una posibilidad que el kirchnerismo evalúa presionar a la Corte a través del uno de la amenaza del juicio político”.

“Los juicios políticos pendientes son los de: Amado Boudou, Julio Alak, Alejandra Gils Carbó y Héctor Timerman, entre otros. La Cámara – de Diputados- ha cajoneado todos los pedidos de juicio político. Después de lo de Boudou, la oposición logró un dictamen de minoría que  es bloqueado por el oficialismo. Todos los expedientes podrían ponerse en tratamiento si la presidenta de la comisión quisiera hacerlo.”

Por úitimo, aseguró que “es muy difícil remover a un funcionario, en los últimos años hemos visto que el kirchnerismo utilizó la apertura de los juicios políticos para ejercer presión sobre el magistrado y llevarlo a la renuncia”.

Por otra parte, el abogado Alejandro Fargosi, quien fuera Consejero de la Magistratura hasta 2014, sostuvo que “la idea es que la designación de Sagasti es una decisión más dentro de un conjunto de medidas que lo que busca es acorralar al sistema judicial a través de la presión sobre la corte que, aunque no logre tener éxito, lo que sí genera es una situación de tensión que afecta a la equidad de poderes”.

“Para que prospere un juicio político, la estrategia del Gobierno es muy parecida a lo que hacen con el caso del Nisman, porque buscan desvalorizar al adversario y se revalorizan ellos, en el caso del exfiscal, entierran la memoria y tratan de quitarle importancia a la denuncia que hizo” indicó Fargosii, quien añadió que “en el caso de la Corte, aunque no logren remover al Dr. Fayt, ponen en tela de juicio la seriedad de la Corte, logran quitarle importancia a los fallos adversos”.

“La estrategia es de imagen, es para fortalecer la imagen del gobierno a consecuencia de rebajar la imagen de la Corte” porque, según consideró Fargosi “la Corte va a estar sitiada argumentalmente hasta el último día de gestión, no hay que olvidar que la estrategia política de la presidenta ni siquiera obedece al resultado de las eleeciones”.


(*) De la redacción de Perfil.com



Florencia de Sousa (*)