POLITICA REFORMA DEL MINISTERIO PÚBLICO

Polémica por la eliminación de la Unidad contra la Violencia de Género

En el dictamen firmado ayer que limita el cargo de Gils Carbó, se omitió mencionar la procuraduría especial dirigada por Mariela Labozzetta.

Mariela Labozzetta, titular de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres.
Mariela Labozzetta, titular de la Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres. Foto:MPF

Cambiemos logró este martes en la Cámara de Diputados que se emita dictamen de comisión a favor del proyecto que busca modificar el Ministerio Público Fiscal, iniciativa impulsada por el Ejecutivo con la intención de remover a la procuradora Alejandra Gils Carbó. Sin embargo, una inesperada polémica surgió a horas del "primer paro de mujeres" en el marco de la campaña "Ni Una Menos": en la iniciativa parlamentaria no se incluyó la Unidad Fiscal contra la Violencia de Género.

La Unidad Fiscal Especializada de Violencia contra las Mujeres, a cargo de la fiscal federal Mariela Labozzetta, fue creada hace poco más de un año con el fin de prevenir, investigar, sancionar, y erradicar la violencia de género.

Sin embargo, el nuevo organigrama propuesto no incluyó la unidad de Labozzetta quien se mostró sorprendida por la omisión.

En diálogo con Radio Vorterix, la fiscal opinó: "A menos de 24 horas del primer paro general de mujeres en el país, en clamor por las matanzas sistemáticas que estamos sufriendo a diario, el proyecto de reforma del Ministerio Público no contempla en ningún lugar la creación de una Unidad especializada pese a que se modifica el capítulo específico de la ley anterior, en donde se regulaba la creación de procuradurías especializadas de narcotráfico, de criminalidad económica, de trata de personas, pero no se incorpora en ningún momento ninguna unidad especializada que trate violencia de género".

Al consultársele sobre qué explicación encuentra ella sobre el caso, dijo: "Hago dos lecturas posibles. Una es que se haya quitado deliberadamente, que se haya tomado la decisión específica de no incluirla, lo cual sería alarmante, en este contexto social. O la otra es que se deba a un descuido o a un olvido, lo cual también es alarmante porque quiere decir que no está en la agenda oficial de ningún modo el tema de violencia de género pese a lo que está ocurriendo".

"El capítulo que hacía referencia de incorporación de la procuradurías especializadas, el anterior creaba siete concretamente. No existía en ese momento la Unidad de la Mujer que fue creada con posterioridad. Con lo cual, uno espera que más allá de todo el contenido de la reforma, que tiene un montón de puntos críticos sobre la autonomía del Ministerio Público, era una oportunidad para incorporar las procuradurías y unidades que no existían hasta ese momento. Una fue incorporada que es la cibercriminalidad", argumentó Labozzetta.

A modo de conclusión, expresó: "Hay una serie de cuestiones que nos preocupan como fiscales, más allá de la dispute que está ocurriendo. Como fiscales nos preocupa que se transforme el organismo atentando contra la autonomía del Ministerio Público, que es el que tiene que garantizar que funcione independientemente la Justicia".

PERFIL confirmó en diálogo con la diputada massista Graciela Camaño que aún hay chances de que la eliminación de la Unidad contra la Violencia de Género sea revertida. "El tema de las fiscalías especiales forma parte de mi disidencia parcial", comentó y agregó respecto de la posibilidad de más modificaciones: "Todavía falta el recinto. Y ayer hubieron propuestas buenas de reforma".

El kirchnerismo y la izquierda rechazaron el dictamen propuesto por el interbloque Cambiemos, en tanto, que el bloque Peronista expresó un acuerdo general pero propuso nuevas modificaciones puntuales. La intención del oficialismo es tratar esta reforma en el recinto en una sesión que será convocada el próximo 26 de noviembre.