POLITICA CASI UN AÑO DETENIDO

Por decisión de la Cámara, por ahora, Báez no irá a juicio

La Sala II de la Cámara Federa revocó una decisión del juez Sebastián Casanello. Desde la UIF piden “avanzar en la imputación por la totalidad de las maniobras denunciadas”.

PERFIL COMPLETO

Dibujos de Temes
Dibujos de Temes Foto:Pablo Temes
Lázaro Báez no irá a juicio oral, por ahora. Así lo decidieron ayer los miembros de la Sala II de la Cámara Federal porteña. Los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah revocaron una decisión del juez Sebastián Casanello y le dieron la razón a la Unidad de Información Financiera (UIF), el organismo antilavado del Poder Ejecutivo. 

El juzgado de Casanello había decidido mandar a juicio oral una parte de la investigación contra el empresario kirchnerista. Pero la UIF se opuso. “La cuestión resulta discutible”, dijeron ayer los camaristas, pero consideraron que enviar a Báez a juicio podía ser “riesgoso para el correcto avance del proceso”.

La UIF se presentó ante los camaristas y pidió revertir la decisión del juez. El organismo antilavado había planteado que el juez no debería cerrar una parte de la investigación “sin que se avance en la imputación por la totalidad de las maniobras denunciadas” y pidió que “los hechos por los que se encuentran procesados no sean juzgados desvinculados unos de otros, porque esas prácticas hasta aquí probadas son sólo algunas de las tantas formas que utilizaron” para lavar dinero presuntamente de origen ilícito.

En el juzgado plantearon que seguirán investigando a Báez, al resto de los imputados y e5l origen del dinero que se lavó a través de bancos suizos y sociedades offshore. “La posibilidad de elevación a juicio de una parte de los hechos no afecta al conocimiento de la verdad porque no impide continuar con la investigación”, sostuvo el juez.

Báez iba a ser el primer empresario del entorno íntimo de los Kirchner en ser enviado a juicio. Ya acumula dos procesamientos en la causa de la ruta del dinero K y el juez aguarda información prometida por Suiza sobre movimientos bancarios para decidir si dicta un tercer procesamiento, que alcanzaría además a los hijos de Lázaro, ya que las cuentas estaban a su nombre.

El empresario está detenido con prisión preventiva desde abril del año pasado. Sólo debería estar encarcelado en esas condiciones, por ley, como máximo dos años sin condena. Casanello había decidido clausurar una parte de la investigación y elevarla a juicio. Cuando el juez informó su decisión y pidió que las partes fijen su posición, los organismos querellantes, la AFIP, la UIF y la Oficina Anticorrupción (OA) se opusieron. Poco después, la AFIP accedió a que Báez vaya a juicio, según consta en la causa. 

El fiscal Guillermo Marijuan no se pronunció hasta ayer, minutos después de la decisión de los camaristas. Tras el fallo de la Cámara, se presentó ante el juez y sostuvo que no acusaría a Báez para promover su juicio oral en esta etapa de la investigación.

Báez tampoco quiere ir a juicio. Así lo dijo en una entrevista a Infobae, cuando agradeció a sus abogados por lograr que no llegara al proceso.n