POLITICA PRIMER EN LA OCDE

Por el efecto Trump, Macri acelera los acuerdos con China

El Presidente aspira a que se concrete la construcción de dos centrales nucleares, con financiamiento chino. Aún se discute el precio final. Apuro por la suba de tasas.

PERFIL COMPLETO

Dibujo de Temes
Dibujo de Temes Foto:Pablo Temes

El efecto Trump no sólo llegó a la Argentina de la mano del veto al ingreso de limones al mercado del Norte y los nuevos escollos para la obtención de la visa. También está afectando la estrategia del Gobierno con terceros países. Ante este nuevo escenario, Mauricio Macri decidió fijar como prioridad acelerar los acuerdos con China.

Por suerte tenemos las centrales”, evaluó el presidente Mauricio Macri en un encuentro donde trató con funcionarios el plan de su viaje en mayo al gigante asiático. Se refiere a las centrales nucleares que aún están siendo negociadas por funcionarios de la cartera del ministro de Energía, Juan José Aranguren. La administración Kirchner legó un paquete de proyectos a Cambiemos que incluía también dos represas hidroeléctricas para Santa Cruz. Pero una medida de la Corte suspendió en diciembre las obras preparatorias. Así, los proyectos nucleares pasaron a ser claves.

Fuentes gubernamentales confirmaron a PERFIL que la instrucción presidencial es llegar a mayo con un memorándum de entendimiento listo. El mismo incluiría una cuarta central, con tecnología de agua pesada –similar a las tres existentes–, y una quinta, con tecnología de agua ligera, que sería la primera que tiene el país.

Entre los puntos en discusión, están el precio final, el esquema de financiación y las responsabilidades que asumirá cada una de las partes, un tema especialmente delicado cuando se trata de tecnología nuclear. La nueva gestión quiere mejorar las condiciones que habían sido acordadas por el ex ministro Julio De Vido.

El acuerdo se ejecutaría como una contratación directa. Por esta razón, tanto Energía como la cartera de Finanzas aspiran a que se acuerden tasas más ventajosas a las de mercado. Pero la nueva política económica de los Estados Unidos presiona a la suba las tasas de interés internacionales.

Aunque la Reserva Federal aún no modificó su tasa de referencia, todos los actores esperan un repunte. Por esta razón, el apremio por cerrar el acuerdo es mayor. Con ese fin, el subsecretario de Energía Nuclear, Julián Gadano, está coordinando la negociación financiera con el ministro de Finanzas, Luis Caputo, para llegar a mayo.

Además del acuerdo, la cartera de Energía espera concretar inversiones en el sector de 17.376 millones de pesos. Muchos de los proyectos incluidos en el pedido de financiación están relacionados con las futuras centrales, como los 980 millones que se dedicarán a la planta de uranio Dioxitec, los más de 4 mil millones requeridos para el incio de las obras de la cuarta central o los 1.246 millones necesarios para silos de almacenamiento de combustible nuclear tras su uso.

Primer pie en la OCDE. La política nuclear también ofrecerá otra oportunidad de mostrar una gestión activa en el frente externo. La Argentina será admitida en junio en la Agencia de Energía Nuclear (NEA, por sus siglas en inglés). Es la primera institución de la OCDE en la que estará el país. La entrada plena a este club de países avanzados está dentro de los objetivos de política fijados por Cambiemos.