POLITICA ¿SE CORTÓ SOLA?

¿Por qué Elisa Carrió pidió el juicio político de Lorenzetti?

La carta documento que recibió del titular de la Corte Suprema, las presiones a Servini y el rol de Angelici. ¿Podrá convencer a los Diputados? Por qué Macri sale perdiendo.

Carrio y Lorenzetti
Carrio y Lorenzetti Foto:cedoc
Elisa Carrió sacudió la escena política esta mañana, cuando presentó el pedido de juicio político contra Ricardo Lorenzetti, presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, por mal desempeño en el ejercicio de sus funciones y eventuales delitos. La noticia no fue una sorpresa por el contenido: la diputada nacional ya había anunciado sus intenciones en público. Lo inesperado fue el momento: el Presidente Mauricio Macri, que conocía sus planes, esperaba que se desataran después de las elecciones legislativas de octubre; y la propia Lilita había dicho que lo haría "después de pascuas".

¿Qué factores precipitaron la decisión? En la última semana, tres situaciones forzaron a Carrió a adelantar sus planes. Primero, María Romilda Servini, la jueza federal de mayor confianza de la legisladora de la Coalición Cívica, denunció presiones del titular del máximo tribunal para que dejara de investigarlo en la causa de Fútbol Para Todos. La acusación surgió luego de que Carrió afirmara que Lorenzetti es socio de una de las mutuales que intercambiaba cheques con algunos clubes para estafarlos. La magistrada también investiga el sistema informático de sorteos del Poder Judicial, muchas veces puesto bajo sospecha durante el kirchnerismo.

Ante la denuncia de presiones de Servini y las constantes amenazas de juicio político de Carrió, Lorenzetti decidió hoy intimar mediante cartas documento a ambas, pidiendo que rectifiquen sus dichos en 24 horas.

La jugada le salió al revés. Según reveló hoy Perfil, la titular de la Coalición Cívica - ARI interpretó una de las líneas de la carta como una presión. En su presentación, el presidente de la Corte le advirtió que se había “excedido” en “el comportamiento esperable de un Diputado de la Nación”, más allá de los fueros que le otorga la Constitución. Lilita lo leyó como un mensaje encubierto: el máximo tribunal tendrá en sus manos una denuncia que apunta a fijar límites a los fueros de los legisladores; si prosperara, se convertiría en una suerte de bozal legal contra las denuncias. 

Ante esa intimación, Carrió presentó el pedido del juicio. Sin embargo, lo hizo sin el aval del oficialismo: "Hasta donde yo sé no hubo una charla con ningún dirigente de Cambiemos ni con Macri antes de presentar el pedido de juicio político", explicó a Perfil Juan Manuel López, abogado de la Coalición Cívica.

El desplante a su propio espacio político acaso se deba al enojo de la diputada contra Macri, que ayer se fotografió con otro de sus enemigos declarados, Daniel Angelici, Presidente de Boca, en la inauguración del nuevo predio del club en Ezeiza, que lleva el nombre del jefe de Estado.

¿Por qué denuncia Carrió a Lorenzetti? "En el pedido de juicio hay un capítulo sobre la 'oscuridad de su patrimonio' y de sobre cómo se negó sistemáticamente a cumplir con la ley de ética pública y tener las declaraciones juradas disponibles para todo el mundo. Eso ya es una causa muy grave", aseguró López.

En diálogo telefónico con este portal, el abogado y asesor parlamentario de la CC-ARI agregó otra causa: "La estructura administrativa que él fue creando con el Consejo de la Magistratura para hacer obra pública en el Poder Judicial, y que después en muchos casos no se hacía, o se hacía mucho menos de lo que en realidad se declaraba: esa es otra causal clave". 

López aseguró que la tercera causa más relevante contra Lorenzetti se relaciona con "la mutual que integra él como socio que cambiaba cheques de clubes de fútbol". "Además por eso la doctora Servini empezó a recibir presiones, es muy grave", comentó.

¿Puede prosperar el juicio político? Es demasiado temprano para saber si el reclamo de Carrió llegará a buen puerto. El oficialismo necesitaría reunir las voluntades de dos tercios de la Cámara de Dipútados (donde el oficialismo tiene la primera minoría, con el 34% de las bancas), para que el planteo ascienda al Senado (donde la oposición es mayoría y el peronismo tiene la mitad de los escanios).

La carrera recién empieza, y desde la Coalición Cívica se muestran confiados: "Hay muchísimas causales para que se vote a favor de juicio político. A Julio Nazareno [presidente de la Corte durante el menemismo] se le hizo un juicio político por mucho menos que esto", advirtió López a Perfil.

"Yo creo que puede haber número, depende qué bloques apoyen. No es necesario que el número esté ya, se irá consiguiendo a medida que se vaya discutiendo y explicando el tema a los diputados. Hoy nosé si está el número pero no creo que esté lejos", argumentó el abogado. 

¿Acompañará el PRO a sus compañeros de coalición? Pablo Tonelli, diputado de ese espacio, contó a este portal que "todavía no leí la denuncia así que no estoy en condiciones de opinar. Conozco las causas que viene denunciando Carrió pero tampoco las he leído aún". 

El escenario se plantea difícil para Macri. Si no apoya a Carrió, podría generar un cisma en Cambiemos a seis meses de las elecciones. Sería el segundo, después de la renuncia de Lousteau. Si decide avanzar con el juicio político, nada le garantiza la victoria. En caso de perder, se ganaría un enemigo en el tribunal más poderoso del país. Un clásico Zugzwang de ajedréz: cualquier jugada posible deriva en una pérdida. Carrió ya movió. ¿Qué hará Macri?