POLITICA LOS PLANES DE CAMBIEMOS

Preparan la reforma política y esperan más divisiones opositoras

El Gobierno ya piensa en los próximos proyectos y traza un plan con el objetivo de dividir más a la oposición y provocar fisuras en el bloque del Frente para la Victoria.

PERFIL COMPLETO

Foto:Juan Obregón

A la expectativa de cómo actuarán los gobernadores en el Senado con el acuerdo con los fondos buitre, el Gobierno ya piensa en los próximos proyectos que presentará en la Cámara de Diputados. La reforma política, la rebaja del IVA para los alimentos de la canasta básica y la ampliación de la Asignación Universal por Hijo para los monotributistas son las prioridades del Ejecutivo, que choca con el objetivo de Sergio Massa de marcar la agenda política.

Tras la votación que marcó el primer gran triunfo en la Cámara baja, donde Cambiemos logró sumar 165 diputados, el Gobierno se trazó como objetivo dividir aun más a la oposición.

Para eso, intentará enviar el proyecto de reforma política antes del 8 de mayo, fecha en la que se definirá la nueva conducción del PJ. El Ejecutivo sabe que la iniciativa provocará nuevas fisuras en el bloque del Frente para la Victoria –que quedaron expuestas en la sesión por la deuda– y espera generar otras fugas. De la misma forma, el Gobierno intentará sembrar discordia en el interbloque que lidera Massa.

El oficialismo hizo la primera prueba con el proyecto del acuerdo con los buitres un día antes de la sesión, cuando aseguró que llegaba al quórum sin la ayuda del massismo. En su cuenta, Monzó incluía a los cordobeses que responden a José Manuel de la Sota, que forman parte del espacio de Massa. Desde el Frente Renovador insistieron en que, sin ellos, Cambiemos se arriesgaba al papelón.

Próximo capítulo. El massismo presentará un paquete legislativo junto a Margarita Stolbizer, Libres del Sur y sectores del sindicalismo.

En ese sentido, la prioridad serán las medidas antiinflacionarias, basadas en el control de precios. También presentará una ley por el tema Ganancias –que modifique las escalas salariales y establezca un régimen de movilidad– y peleará el 82% móvil.

“Podríamos decir que Massa sigue en campaña. Pero la responsabilidad de gobernar es nuestra”, dijo el jefe del bloque PRO, Nicolás Massot, sobre sus propuestas. “Si Cambiemos no quiere mover el Congreso, capaz el kirchnerismo sí”, lanzaron desde el espacio de Massa, que tras el primer posicionamiento como oposición dialoguista promete pasar a tiempos radicales.

Pichetto, optimista. El jefe del bloque de senadores del Frente para la Victoria, Miguel Pichetto, aseguró ayer que “es probable que los gobernadores apoyen” el acuerdo con los holdouts que está en debate en el Senado. Así, dejó en claro las altas chances que tiene de ser aprobado en la sesión del 30 de marzo. “Es imprescindible y necesario que la Argentina resuelva este tema”, expresó el rionegrino. Además, aclaró que apoyan el endeudamiento para inversión pero no para gastos corrientes.



Gabriela Pepe