POLITICA LA JIHAD ISLAMICA EN LA MIRA

Presunción de vínculos con el régimen de Irán

PERFIL COMPLETO

El pedido de búsqueda contra Hussein Mohamad Ibrahim Suleiman reafirma la presunción de que grupos vinculados a Irán cometieron el atentado contra la Embajada de Israel. Este ciudadano libanés fue detenido en 2001 por la policía de Jordania y, según relataron fuerzas de inteligencia a sus contrapartes argentinas, habría confesado que ingresó en 1992 el material explosivo.
El comunicado de la Corte remarcó su pertenencia al Hezbollah y a otra organización menos conocida: la Jihad Islámica. En rigor, al grupo se lo conoce como Organización de la Jihad Islámica –sin relación con otros de nombre similar que operan en Palestina y Egipto– y fue definida por un fallo de la Corte en 1999 como la responsable del atentado.
El sociólogo experto en el islamismo armado Agustín Galli explicó a PERFIL que “esta organización y otras similares surgieron en el Líbano de principios de los ‘80, tras la revolución iraní en 1979 y la invasión israelí al País de los Cedros en 1982. Estos grupos más o menos pequeños y volátiles suelen verse como precursoras de Hezbollah, que es la unión de varias organizaciones”. Además, indicó que este proceso se dio “con ayuda de la Guardia Revolucionaria Iraní”, pilar militar del régimen de los ayatolas.
La Corte también confirmó el pedido de captura contra José Salman El Reda Reda, quien habría participado de la financiación del atentado y fue descubierto con dólares falsos, presuntamente impresos en Irán.

Aurelio Tomas