POLITICA

Primer Testigo: "El asesinato de Rucci aisló a Montoneros"

El exmilitante Carlos Flaskamp atribuyó el asesinato a "la conducción nacional" del grupo guerrillero.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc.

El ex militante montonero Carlos Flaskamp atribuyó el asesinato del sindicalista José Ignacio Rucci a “la conducción nacional” de ese grupo guerrillero y sostuvo que ese atentado terminó siendo “muy perjudicial también para la propia organización Montoneros porque contribuyó a aislarla del conjunto del peronismo y de Perón sobre todo”.

Flaskamp declaró el 5 de mayo como testigo en la ciudad de Córdoba, en el marco de un juicio oral contra el ex general Luciano Benjamín Menéndez y otros militares y policías por violaciones a los derechos humanos.

En Buenos Aires, Flaskamp inaugurará hoy una serie de testimonios sobre el asesinato de Rucci, ocurrido el 25 de septiembre de 1973, ante el juez federal Ariel Lijo, de acuerdo con un pedido de los hijos de la víctima, Claudia y Aníbal.

En su declaración en Córdoba, Flaskamp sostuvo que luego de la matanza en Ezeiza el 20 de junio de 1973, cuando el general Juan Perón retornó al país después de un exilio de casi dieciocho años, se produjo en el interior de Montoneros “una intensa discusión política” sobre si había que responder o no a ese ataque de la derecha peronista.

“Había una mayoría de compañeros que estaban a favor de reanudar ese tipo de acciones (armadas) y otros que estaban en contra. Tampoco era (una discusión) tan democrática porque las decisiones las tomaba la conducción”, agregó Flaskamp, que en 2002 publicó un libro con su experiencia guerrillera.

En aquel momento, Montoneros era dirigido por una conducción encabezada por Mario Firmenich, quien actualmente vive en España. Los hijos de Rucci han pedido que Firmenich sea citado a declarar como testigo.

Flaskamp militaba en las Fuerzas Armadas Revolucionarias, un grupo que se unió a Montoneros en 1973. “El 12 de octubre de 1973, cuando Perón asume la Presidencia, se anunció públicamente la unificación, pero seguramente para que se anunciara públicamente existía desde antes; debe haber sido septiembre” de aquel año, dijo.

Precisamente, el asesinato de Rucci, que fue bautizado Operación Traviata por Montoneros, ocurrió dos días después del triunfo de Perón en las elecciones presidenciales, en primera vuelta y con más del 61 por ciento de los votos.

Rucci era el secretario general de la CGT y pieza clave en el Pacto Social suscripto con los empresarios y el Estado para mantener bajo control la inflación y promover el crecimiento económico.

(*) Editor ejecutivo de Fortuna y autor de Operación Traviata.



Ceferino Reato