POLITICA

Problemas económicos afectan a medios oficialistas de Santa Cruz

La falta de pago llevó a los trabajadores a convocar para la próxima semana una medida de fuerza.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

Desde Rio Gallegos

El grupo de medios de Lázaro Báez afronta una crisis terminal por falta de pago, que llevó a los trabajadores a convocar para la próxima semana una medida de fuerza. El conflicto pone en jaque la existencia del multimedio, que ya viene golpeado por la falta de envío de fondos desde el holding a las empresas deficitarias.

Enmarcados en esta crisis se encuentran el diario Prensa Libre, la radio Magna FM, Resumen de noticias “clipping media” y portales web. Por estos medios respondió Báez a las recordadas acusaciones del programa Periodismo para todos (PPT).

El jueves –en asamblea– los trabajadores resolvieron un quite de colaboración para el lunes 22 de diciembre. El reclamo responde a un nuevo atraso en el pago de los sueldos, en este caso del mes de noviembre, pero además exigen el pago de la segunda cuota del aguinaldo.

La resolución fue presentada por nota el mismo día en la Secretaría de Trabajo de Santa Cruz por el gremio de prensa Sipren. Durante todo el año, el sindicato reclamó no sólo por esta violación a los derechos laborales sino también por el correcto encuadre de sus empleados. También solicitaron que se informe el estado de los aportes patronales y de obra social.

No es la primera vez que la empresa de Lázaro Báez incumple con la fecha de pago a los trabajadores del multimedio. Durante los doce meses de este año sólo en dos oportunidades cobraron en tiempo y forma”, indicó ayer a PERFIL el secretario general de Sipren Santa Cruz, Alberto Barría, despedido en mayo pasado de Prensa Libre.

Desde el mes de agosto los trabajadores que dependían de otra de las empresas del grupo, Alucom Austral SRL, pasaron gradualmente a la órbita Prensa Libre, pero en el camino habrían perdido la antigüedad. En el grupo mediático, hace meses viven inmersos en los rumores de inminente cierre.

Los empleados “pagan el precio de los problemas que el empresario tiene con la Justicia nacional e internacional y que son de público conocimiento”, pero “sus inconvenientes no deberían afectar al multimedios que creó y del cual debe hacerse responsable”, sostuvo el secretario adjunto de Sipren José Antonio Villanueva.



Pablo Manuel