POLITICA ELECCIONES 2007


Procesaron a exfuncionarios K por lavado en campaña electoral de Cristina

Los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah decidieron procesar y embargar a Héctor Capaccioli y Sebastián Gramajo.

Dibujos de Temes
Dibujos de Temes
Foto:Pablo Temes
Los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah decidieron procesar y embargar a los funcionarios del Frente Para la Victoria Héctor Capaccioli, Sebastián Gramajo junto con los empresarios Gabriel Brito y Carlos H. Torres por lavado de dinero en la campaña electoral de Cristina Kirchner en 2007.

Los camaristas decidieron confirmar los procesamientos de Héctor Capaccioli, Sebastián Gramajo, Gabriel Brito y Carlos H. Torres por el delito de lavado de activos de procedencia delictiva. Además, revocaron el sobreseimiento de Hernán Diez en orden a los mismos cargos, encomendando al juez que revalúe su situación con arreglo a las pautas indicadas.

Según indica el Centro de Información Judicial, en la causa se denunciaron los aportes de dinero efectuados por distintas personas y empresas vinculadas al rubro salud a la campaña presidencial del año 2007 del partido Frente para la Victoria, bajo la hipótesis de que se trataría de bienes procedentes de delitos. 

En cuanto a los casos por los cuales se dictó el procesamiento (aportes de “Global Pharmacy”, “Multipharma” y “Seacamp”, por una suma que rondaba el millón de pesos), el Tribunal concluyó: “que existió, alrededor de los hechos aquí analizados, una operatoria común y organizada de lavado de activos de procedencia delictiva, que se concretó en la entrega, recepción y puesta en circulación de los fondos aportados a  la campaña presidencial del año 2007 del Partido Frente Para la Victoria”.

Respecto de Héctor Capaccioli y Sebastián Gramajo –el primero fue Superintendente de Servicios de Salud entre enero de 2006 y noviembre de 2008 y miembro de la Mesa Ejecutiva Nacional del Partido Frente para la Victoria; el segundo, responsable político de la campaña, además de legislador-, los Camaristas observaron que fueron los encargados en procurar y recibir el dinero y “a juzgar por los elementos del caso, conocían su origen ilícito y operaron conjunta y dolosamente en la concreción de la maniobra”.

La misma lógica se siguió para revocar el sobreseimiento de Hernán Diez, quien era el responsable económico y financiero de la campaña del FPV y fue director de Lotería Nacional, los jueces argumentaron que no era creíble que desconociera los pormenores de los eventos que lo involucraron, porque “Tanto la forma en que se manejaron (él y Gramajo) ante los reclamos de Brito como los compromisos que se asumieron con él a través de Lorenzo y Capaccioli, sugieren que ambos estaban al tanto de la naturaleza real delictiva de los fondos”.

Por otra parte, para confirmar sus procesamientos, la Sala sostuvo que, al haber aparecido formalmente como los aportantes, “La participación delictiva de Gabriel Brito y Carlos Torres (Global Pharmacy y Multipharma) en la entrega de fondos de origen delictivo, puede asumirse en base a las circunstancias de tiempo y modo que rodearon a sus conductas”.

En cuanto a Néstor Lorenzo, los jueces argumentaron que si bien “Hay sólidos indicios para sostener que el involucramiento de Néstor Lorenzo en los hechos que se le reprocharon en su indagatoria, se vinculó a la entrega de fondos por él conseguidos mediante delitos, a través de una actividad de fraude al Estado en connivencia con agentes públicos que lo integraban” al ya estar procesado en orden a esa conducta precedente (a la espera del juicio oral), “hacer lo propio en esta causa por el lavado posterior de los activos, supone un indebido desdoblamiento que corresponde dejar sin efecto, pues de acuerdo a la calificación vigente a la época de los hechos, el “auto-lavado” no era punible”.