POLITICA DESPUÉS DE LOS #LOCUTORESMILITANTES LLEGAN LOS...

#ProductoresMilitantes | Sabbatella otorgó $ 2,25 millones a productora vinculada a Nuevo Encuentro

Por Patricio Caruso | AFSCA firmó un convenio con una asociación de Morón conducida por integrantes de su partido, en plena campaña electoral. Las sospechas.

PERFIL COMPLETO

Foto:Perfil.com

El 20 de julio último todo el país festejó el día del amigo. Pero el titular de AFSCA, Martín Sabbatella, bien pudo haber celebrado “el día del compañero”. Es que el precandidato a vicegobernador aprovechó una junta de directorio de la AFSCA de ese día para aprobar un convenio de más de dos millones de pesos con una asociación de Morón, que está integrada por “compañeros” de Nuevo Encuentro.

Los dos representantes de la oposición en el directorio del organismo, Gerardo Milman y Marcelo Sturbin, votaron de forma negativa y con una abstención, respectivamente. Sin embargo, el organismo avanzó a paso firme en la adjudicación directa, sin concurso, del millonario monto a la Asociación Civil Cine en Movimiento, a cambio de que esta entidad organice encuentros y proyectos que no fueron detallados con precisión.

En total, son $ 2.225.000 a cobrar el lunes 3 de agosto, una semana antes de que el titular de AFSCA acompañe en la fórmula al jefe de Gabinete Aníbal Fernández en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), en busca de consolidarse como los candidatos del Frente Para la Victoria para suceder a Daniel Scioli.

La productora audiovisual funciona como agrupación desde hace una década pero recién se inscribió en AFIP como “servicios de asociaciones” en 2013, un año después del desembarco de Sabbatella en AFSCA. En el ente recaudador tienen declarado un domicilio en Ramos Mejía. Según pudo constatar Perfil.com, se trata de una casa particular.

Tras la última junta del directorio, en los pasillos de la entidad se despertaron sospechas sobre el elevado monto del convenio, en coincidencia con el proceso electoral, la localidad donde está situada la productora (el único distrito donde gobierna Nuevo Encuentro), la afinidad que ésta tiene con el partido; que se haya dado sin concurso previo y, por último, el detalle de los gastos. “Este tipo de acuerdo lo debería firmar con INCAA, no con AFSCA”, explicaron técnicos del organismo a este medio.

Del expediente, al que Perfil.com accedió de forma completa, surgen distintas curiosidades: la productora cinematográfica reportó más presupuesto para alojamiento, comida, viáticos y difusión ($ 1.160.000) que para otros gastos más convencionales en una productora de cine, tales como técnica, producción, artística, gráfica o postproducción ($ 900.000). Los 190 mil pesos restantes están repartidos en “ceremonial” y “honorarios”.

“Mi sospecha es que estos montos podrían estar destinados a financiar la campaña de Nuevo Encuentro”, se sinceró ante Perfil.com una fuente bien informada, bajo anonimato. Los objetivos que le plantearon a la productora para otorgarle este convenio, incluso los más específicos, abundan en generalidades.

Por ejemplo, las metas “más puntuales” según el mismo documento son cinco: “Aportar a la formación integral de la organización de la comunicación audiovisual; promover la conformación de redes comunitarias de esta actividad; fomentar el acceso a contenidos audiovisuales y a nuevas miradas; contribuir a mejorar la gestión y la calidad de la comunicación audiovisual; difundir en el territorio (no se especifica cuál) los instrumentos del financiamiento a las entidades”.

Los puntos de contacto entre Cine en Movimiento y Nuevo Encuentro son muchos. Los tres máximos representantes de la productora, todos ellos domiciliados en Morón, aparecen también como firmantes de distintas solicitadas de Nuevo Encuentro.

En una de ellas piden una “rápida aplicación” de la Ley de Medios durante 2012. Ese mismo año, la agrupación participó del “Festival de Cine Comunitario 7D”, organizado en promoción del tan ansiado día límite que le había interpuesto el gobierno al Grupo Clarín, pero que finalmente nunca llegó.

Staff militante. Sheila Pérez Giménez quedó como presidenta de Cine en Movimiento en enero de 2015. Además de adherir públicamente a solicitadas del partido del titular de AFSCA, fue la encargada de firmar el millonario convenio de cooperación. En redes sociales, la docente esboza mensajes al estilo de la militancia kirchnerista.

El número dos de la entidad es el cineasta Ramiro García, co-fundador de Cine en Movimiento. El licenciado en artes visuales, también firmante de las solicitadas oficiales de Nuevo Encuentro por la Ley de Medios y domiciliado en El Palomar, figura en los padrones de la Provincia de Buenos Aires y la Justicia Electoral Nacional como afiliado al partido Nuevo Encuentro.

Otro de los integrantes de la agrupación que, ante la requisitoria de Perfil.com, está registrado como partidario al partido de Sabbatella es Carlos Rotella, que se presenta en el sitio oficial de Cine en Movimiento como Operador en Psicología Social.

Tampoco sería la primera vez que en la gestión de Sabbatella se reportan confusiones entre fondos públicos y partidarios. Perfil.com reveló semanas atrás un polémico plan de reparto de matrículas de locutores locales en los que se hace explícita promoción de un sindicato afín y se pide adhesión “al proyecto nacional y popular” de Cristina Fernández de Kirchner. Los videos publicados por este portal no dejan lugar a dudas de que todo sucedía en eventos oficiales del organismo, llevados a cabo con fondos estatales.

Réplicas. Perfil.com envió a la AFSCA un cuestionario con siete preguntas puntuales sobre el convenio. El ente regulador se desvinculó de las sospechas y aseguró que el dinero fue destinado para que Cine en Movimiento realice “encuentros de trabajo, discusión y formación en distintas regiones del país”.

En el convenio no se detallan cómo, cuándo, dónde se llevarán a cabo, bajo qué objetivos de alcance y participación, de un modo que justifique los gastos. Nada de esto figura en los objetivos específicos (vea la fotogalería).

Respecto al detalle de los gastos, la entidad entendió que “son perfectamente consistentes y razonables con los costos de realización de actividades de tales características” (vea las respuestas completas).

Cuando este portal preguntó si el directorio conocía las vinculaciones entre esta entidad y Nuevo Encuentro, AFSCA respondió que “no nos consta, no se hacen indagaciones de este tipo para la firma o no de un convenio, las cuales irían contra la ley ya que constituirían una discriminación. Favorecer o afectar a una persona o a una organización por cualquier simpatía, militancia política, sería claramente un acto discriminatorio”.

Más acotado aún, lejos de detallar cómo utilizarán el dinero público, Cine en Movimiento tildó estas informaciones como “operaciones de prensa” y dijo en un comunicado que respondería de un sólo modo: “Con prepotencia de trabajo”.

(*) De la redacción de Perfil.com. En Twitter: @PatoCaruso.

Patricio Caruso