POLITICA TRÁFICO DE EFEDRINA

Prófugo del triple crimen: avanza la causa contra Berni

Quieren saber por qué Pérez Corradi evadió a las fuerzas de seguridad. Se sumó el testimonio del fiscal Bidone, quien investiga los asesinatos de General Rodríguez.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

La fallida búsqueda del prófugo Ibar Esteban Pérez Corradi, señalado como el ideólogo los asesinatos de General Rodríguez, sigue enfrentando a las fuerzas de seguridad, los servicios de inteligencia y la Justicia, y pone al ex secretario de Seguridad Sergio Berni en la mira de la Justicia. La causa contra el ex funcionario tuvo su primer testigo central esta semana: el fiscal Juan Ignacio Bidone, que investigaba hasta este semana el triple crimen.

Berni fue imputado por el fiscal Guillermo Marijuan por presuntamente haber ocultado información o impedido la captura de Pérez Corradi. Pero la interna es tan feroz que nadie deja en claro a quién se le escapó realmente el prófugo. El juez federal Ariel Lijo tomó declaración testimonial al fiscal Bidone. El mismo día en que se oficializó el pedido de Bidone para que la causa del triple crimen pasara a manos de la jueza federal María Servini de Cubría, el fiscal declaró por primera vez en el despacho de Lijo. Fue el miércoles, y ayer, la escena volvió a repetirse. La causa está bajo secreto de sumario pero PERFIL pudo saber que el fiscal fue citado para explicar por qué la Gendarmería no capturó a Pérez Corradi en Paraguay, donde supuestamente se encontraba al menos desde el año pasado.

El juez Lijo debe investigar si las fuerzas de seguridad y los espías de la AFI realmente buscaron al prófugo; si los fiscales cometieron errores; por qué, si Pérez Corradi tiene pedido de captura internacional desde 2013, Interpol necesitaba una autorización de Berni para ir a buscar al prófugo; y si el entonces secretario de Seguridad dio realmente la orden de no buscarlo en plena campaña electoral. No se sabe aún si el testimonio de Bidone agravó o no la situación de Berni. El próximo testigo podría ser uno de los jefes de Interpol.

Bidone, fiscal de Mercedes, fue el primero en obtener el supuesto paradero del empresario buscado por los homicidios de Sebastián Forza, Damián Ferrón y Leopoldo Bina. Fue a principios de agosto pasado. Entregó el dato a Gendarmería para corroborar la información, pero ante el fracaso de esa fuerza, un mes más tarde informó el dato al fiscal federal Franco Picardi, quien también investiga al prófugo por el financiamiento de la mafia de los medicamentos. Según el expediente, el 31 de agosto el fiscal Picardi solicitó a la AFI –entonces comandada por Oscar Parrilli– que se sume a las tareas de inteligencia a través de su delegación en Paraguay.

La búsqueda estaba hasta entonces a cargo de una división especial de la Policía Federal, en paralelo con Interpol y Gendarmería. Las fuerzas debían “articular” esfuerzos. El fiscal federal pidió a la AFI que corrobore si el dato aportado por Bidone era certero. Pero la ex SIDE nunca informó los resultados de la búsqueda hasta hace pocos días. Después de que la legisladora Graciela Ocaña denunciara a Berni por supuestamente haber evitado la captura de Pérez Corradi en Paraguay, la AFI sostuvo que había realizado tareas de inteligencia en el domicilio aportado y que cuando llegó, dijo, el prófugo ya no estaba.

Entre agosto y enero, el supuesto paradero de Pérez Corradi en Paraguay estuvo en manos de dos fuerzas federales, Interpol, la AFI y dos fiscales -uno de provincia y otro federal-, pero el empresario logró evadirlos a todos.



Emilia Delfino