POLITICA RANDAZZO PIERDE CON CFK

Provincia: una encuesta da empate entre Cambiemos y el kirchnerismo

Esteban Bullrich, el precandidato oficialista, se fortalece cuando se lo menciona como parte de la coalición gobernante.

Todavía faltan 35 días para que se definan las listas de candidatos que competirán en las elecciones legislativas de medio término. Y cada vez más empiezan a proliferar las encuestas con los diferentes escenarios. Esta semana, en el mundo político se difundió una que por primera vez muestra a Esteban Bullrich, el casi seguro candidato a senador de Cambiemos en la provincia de Buenos Aires, ganándole a Cristina Kirchner.

Se trata de un sondeo nacional de la consultora Aresco –que no suele tener a la Casa Rosada entre sus clientes– que se terminó de hacer en la última semana de abril. Allí se evalúan diferentes escenarios, con Cristina, sin Cristina y con Scioli, con Randazzo, o sin Randazzo. En todos, la opción de Bullrich y Facundo Manes por Cambiemos gana, con más del 33% de los votos. Aunque siempre en un empate técnico con el Frente para la Victoria, ya sea sumando los votos de una primaria o con la ex presidenta sola.

Que en la pregunta se aclare que los candidatos son del frente Cambiemos no es un detalle menor. El ministro de Educación y el neurólogo todavía no tienen un elevado nivel de conocimiento público, por lo cual necesitan que rápidamente se los identifique como los representantes de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en el territorio más populoso (representa casi el 40% del país). Esto es algo que ya venían viendo los analistas: Cristina lideraba todas las encuestas de intención de voto, pero la pelea se equilibraba cuando se incluía la marca “Cambiemos” en la pregunta.

El sondeo de Aresco también sirve para analizar la situación puertas adentro del peronismo. En un eventual enfrentamiento interno, Cristina  triplicaría los votos de Randazzo (26 a 8). Sin embargo, la pelea se volvería más pareja si la ex mandataria no compite. La encuesta ubica en su lugar a Daniel Scioli, quien también le ganaría, pero por menos margen: 19 a 14. Desde el entorno del ex ministro del Interior insisten con que él se presentará en cualquier escenario, aunque la pelea si juega Cristina se le vuelva cuesta arriba.

La imagen de la gestión presidencial también ayuda a sostener el optimismo reinante en la Casa Rosada. Por primera vez desde noviembre, siempre según esta consultora, la imagen positiva volvió a superar a la negativa (48 a 47). El peor momento fue en febrero, cuando la negativa alcanzó el 57% contra el 39% de la positiva. “Si se vota hoy estamos convencidos que ganamos”, destilan optimismo en el Gobierno.

 Donde más le sigue costando, no obstante, es el Conurbano. Allí, la imagen negativa alcanza el 54%, contra el 43% de la positiva. Ahí la esperanza sigue puesta en Vidal, que se mantiene como la dirigente con mejor imagen pública.