POLITICA JUSTICIA

Qué ofreció Estados Unidos a Argentina por el caso Odebrecht

Estados Unidos afirmó que dará máxima cooperación para brindar pruebas que complican a Ricardo Jaime.

Ricardo Jaime. Es secretario de Transporte. Se pidió entrecruzar sus teléfonos con los directivos de Odebrecht para conocer sus contactos.
Ricardo Jaime. Es secretario de Transporte. Se pidió entrecruzar sus teléfonos con los directivos de Odebrecht para conocer sus contactos. Foto:Cedoc.

En otro episodio que rodea al escándalo Odebrecht, Estados Unidos ofreció hoy al ministro de Justicia, Germán Garavano, "máxima cooperación" en la investigación de las coimas pagadas por la empresa brasileña, según un comunicado de esa cartera.

En su viaje a Washington, el Ministro se reunió con funcionarios de la Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia y luego con el Foreing Corrupt Practice Act (FCPA), que "ofreció la máxima cooperación a las autoridades competentes argentinas que están investigando el caso Odebrecht, a saber los jueces, las fiscalías y la Oficina Anticorrupción", y acordaron organizar un "seminario bilateral sobre asistencia judicial mutua en septiembre",

Aunque el comunicado del Ministerio de Justicia aclara que "en ninguna de las reuniones mencionadas se trató el contenido de causa judicial alguna", ya que "la información de éstas es reservada y sólo conocida por las autoridades judiciales que las tramitan", también afirma que "los funcionarios estadounidenses informaron que uno de los requerimientos formulados por la justicia argentina fue respondido en el día de ayer". 

Según trascendió, ese exhorto aludido en el comunicado es uno de los dos enviados por el juez Martínez de Giorgi, el magistrado investiga desde marzo del año pasado una denuncia de Graciela Ocaña en la que señaló al detenido secretario de Transporte, Ricardo Jaime, como uno de los receptores de las coimas de Odebrecht. 

La denuncia se basó en un informe de la Policía brasileña que lo identificó a Jaime, supuestamente a partir de correos electrónicos hallados en una computadora secuestrada en uno de los tantos allanamientos realizados en el marco del denominado Lava Jato brasileño. Esa computadora era usada por uno de los ejecutivos de Odebrecht, Fernando Migliaccio, detenido en febrero del año pasado en Suiza cuando intentaba cerrar diversas cuentas bancarias.