POLITICA PARO NACIONAL

Qué opinó el hijo de Ubaldini del paro nacional

El hijo del ex líder de la CGT fallecido criticó los piquetes y consideró que "la gente no se adhirió".

Saúl Ubaldini (hijo).
Saúl Ubaldini (hijo). Foto:Télam

Saúl Ubaldini, hijo del fallecido sindicalista que lideró la CGT en la década de 1980, consideró que "la mayoría de la gente no adhirió al paro y hubiese ido a trabajar si no había piquetes ni amenazas".

Tras la conferencia de los líderes del triunvirato de la CGT, quienes no informaron cálculos sobre el acatamiento a la medida de fuerza y se refirieron, sin datos, a la "contundencia" de la huelga, el hijo de Ubaldini sostuvo que "no se puede hablar de porcentaje porque las condiciones no fueron legítimas, ya que hubo cortes y amenazas, lo que no ocurría en los paros generales de otros años".

"Un paro con piquetes no es un paro general, ni genuino, porque no está garantizada la libre circulación porque están forzando a los trabajadores a no ir", agregó en declaraciones a Télam el presidente de la Juventud del Partido FE, que lidera el sindicalista Gerónimo 'Momo' Venegas (Uatre) y que integra la coalición Cambiemos.

Respecto de las razones de por qué un sector de la sociedad no se plegó a la medida convocada por la CGT, afirmó: "La gente no adhirió al paro porque hay conciencia que para sacar adelante al país lo tenemos que sacar trabajando entre todos y con diálogo y no profundizando más el enfrentamiento".

Sobre la relación entre el Gobierno nacional y el sindicalismo, opinó que la administración que encabeza el presidente Mauricio Macri "ha tenido diálogo con todos los sectores" y, en ese sentido, criticó a la cúpula sindical porque "los mismos que hoy convocaron al paro son gran parte de los que avalaban las medidas del kirchnerismo y ahora, en 16 meses, no se puede arreglar todo lo que se hizo mal en 12 años".

A la hora de marcar las diferencias entre los paros generales que encabezaba su padre –Saúl Ubaldini- con la medida de fuerza de hoy, el joven dirigente de Avellaneda señaló: "La diferencia con la época de (Raúl) Alfonsín, es que el de hoy fue un paro político y en cambio en los ochenta se defendía el modelo sindical porque aquel gobierno radical quería arrebatar conquistas de los trabajadores con la ley Mucci".