POLITICA APUNTABA A 2019

Quedó cajoneado ‘por ahora’ el plan del relato macrista

El proyecto, una especie de reverso de Carta Abierta, está demorado por internas y la necesidad de mostrar resultados.

Ideologo. Levy Yeyati encabeza el proyecto, del que participa también el escritor Marcos Aguinis.
Ideologo. Levy Yeyati encabeza el proyecto, del que participa también el escritor Marcos Aguinis. Foto:Cedoc Perfil
El Plan de Gobierno que el macrismo había encargado hace cuatro meses se encuentra entre el cajoneo y la división entre otros varios sub-programas, a un paso de transformarse en un laberinto de power points. La internas de palacio, sumadas a la crisis económica y a la necesidad de mostrar resultados, potenciaron su disolución. El plan pretendía ser un proyecto concretísimo e integral hacia 2019, con capítulos económicos, sociales y políticos.

En junio pasado, cuando la reactivación económica ya pintaba trabada, el Gobierno le encargó al economista Eduardo Levy Yeyati la compaginación y redacción de un documento que sintetizara las promesas de campaña del PRO, las del radicalismo, más los planes estratégicos de cada ministerio. “La idea es montar una narrativa que te permita ver que las medidas no son aisladas ni intentos ansiosos de ganar titulares. La tarea es ver la unidad y determinar qué queremos alcanzar en cuatro años”, explicaba por entonces Levy Yeyati.
De origen radical, Levy Yeyati es el director de la consultora Elypsis. Antes fue presidente del consejo directivo del think tank Cippec, y hasta hace poco era integrante del BICE macrista (el Banco de Inversión y Comercio Exterior).

Si bien es un outsider casi sin historia en el macrismo, se volvió una voz escuchada dentro del Gobierno, pese a generar algunos recelos internos. Algunos más de los ya existentes, en realidad, porque en el equipo de economistas PRO abundan las discrepancias.

Hace 20 días Mauricio Macri presentó en Casa Rosada a Levy Yeyati como el coordinador del espacio “Argentina 2030”, un grupo de intelectuales que en adelante asesorará al Gobierno. ¿El reverso de Carta Abierta? Sus integrantes se plantaron en rechazar cualquier parecido con aquella agrupación kirchnerista.

Pensadores. El colectivo de pensadores incluye al escritor Marcos Aguinis, al historiador Pablo Gerchunoff, al científico Diego Golombek, al químico Galo Soler Illia y a la licenciada en Ciencias Políticas Julia Pomares, entre otros. Se trata de un “grupo amplio”, según se jactó Macri durante el retiro espiritual de Chapadmalal.

Tras semanas de trabajo, Levy Yeyati entregó en julio pasado una carpeta de casi cien páginas al equipo liderado por Marcos Peña. Desde entonces, el destino del proyecto alternó entre el cajoneo y la división en fascículos. Si bien el grueso del trabajo se diluyó, una parte sirvió de base para las discusiones que mantuvo el gabinete ampliado del macrismo (cuatro mujeres y 31 varones, incluido Macri), durante los dos días del retiro de la semana pasada. Ahí, el vicejefe de gabinete, Mario Quintana, fue el compilador de las cien prioridades de trazo grueso para el 2017, surgidas de los objetivos propuestos por cada ministerio.

Otro tramo del plan tuvo una especie de cortocircuito con el denominado Plan Nacional de Transformación Productiva, que desde hace meses venía siendo presentado en forma parcial por parte del Gobierno. Desarrollado por los ministerios de Producción (a cargo de Francisco Cabrera) y de Trabajo (Jorge Triaca), fue anunciado hace 20 días. Supuestamente inspirado en el modelo australiano, propone dar asistencia técnica y financiamiento a la reconversión de empresas que no estén en condiciones de dar la pelea contra la competencia importada.