POLITICA


La ley de despidos disparó una interna política en el PRO

Tonelli se mostró dispuesto a aplicar la norma "por sectores", mientras que Massot calificó el proyecto como "contraproducente".


Foto:DyN

A contramano del frío otoño que cubre la Ciudad de Buenos Aires, en el Congreso los pasillos, salones y despachos son testigos de las calientes negociaciones que lleva el macrismo con la oposición en el marco del proyecto de ley de "emergencia ocupacional", también conocido como "ley antidespidos".

En este contexto, son varias las diferencias de opinión y las estrategias que exhiben los diputados del macrismo, con tal de evitar que el presidente Mauricio Macri se enfrente a la posibilidad de vetarlo.

El diputado nacional del PRO Pablo Tonelli fue uno de los que discrepó con la opinión consensueda que venía mostrando el oficialismo. El legislador expresó este jueves en diálogo con radio La Red, que están dispuestos a que se prohíban los despidos y se aplique la doble indemnización en algunos sectores de la producción, aunque remarcó que "no" quieren "un cepo laboral", y cuestionó que la oposición lanza "cifras disparatadas" de cesantías.

Tonelli aseguró que desde Cambiemos están "abiertos a discutir cualquier iniciativa" que llegue al Congreso, no obstante advirtió que quieren "modificar y mejorar" la ley que frena los despidos por 180 días y que consiguió media sanción en el Senado.

En medio de las negociaciones parlamentarias para conseguir modificaciones al proyecto antidespidos que promueve el kirchnerismo y que cosechó el apoyo de otros sectores de la oposición, Tonelli sostuvo que el Gobierno aspira "a evitar que se apruebe esto y a aprobar una ley que sirva".

Nicolas Massot opina diferente. El titular del bloque de diputados del PRO opinó que "el proyecto es contraproducente y va a disparar una ola de contrataciones informales". "No negamos en que algunas industrias hay situaciones críticas. Pero nos queremos olvidar del trabajo informal. Queremos tomarnos cuatro días más, sólo cuatro días más, para arribar a una ley integral de empleo, y no a una emergencia ocupacional que no queda claro a quien beneficia y a quien perjudica", sostuvo.

Demora. La sesión especial pedida por un sector de la oposición para tratar la ley antidespidos fracasó aún sin haber iniciado. Gabriela Michetti sigue sin girar el proyecto a la Cámara de Diputados y el Frente para la Victoria denunció a la vicepresidenta por “violar sus obligaciones”, consignó El Parlamentario. Massot dijo esta mañana: "Hasta anoche no llegó el proyecto. No es una demora considerable si se piensa que se quiere buscar claridad en lo que se trata". Tonelli sí concordó en este sentido. Calificó la demora como "un hecho sin importancia" al advertir que la iniciativa se está discutiendo "sin problema" en comisiones de Diputados.

Cambios. Aunque el proyecto de ley antidespidos todavía no ingresó a Diputados, las comisiones de Legislación del Trabajo y de Presupuesto y Hacienda se reunieron este miércoles para fijar un cronograma de debate antes de firmar dictamen. Si bien los sindicalistas anticiparon que no irían, se los espera hoy a las 14. El martes a las 11, en tanto, fueron convocados representantes de pequeñas y medianas empresas y “especialistas del mercado laboral”. En tanto, el miércoles a las 10 será el turno el ministro de Trabajo, Jorge Triaca; y al día siguiente se realizará la última reunión para firmar los dictámenes correspondientes, detalló El Parlamentario.

Según señaló La Nación, los cambios que estaría dispuesto a negociar el macrismo en última instancia (con tal de evitar que llegue aprobado hasta Macri) son: a) excluir a las pymes de los alcances de la ley; b) incluir el proyecto de primer empleo impulsado por el Gobierno; y c) fomentar el empleo de los adultos mayores (sugerencia del FR).



Redacción de Perfil.com