POLITICA RETIRADA Y CONVERSIÓN


Quiebre del FPV en la Legislatura porteña

María Rosa Muiños, Silvia Gottero y Claudio Heredia abandonaron su espacio y lanzaron el nuevo bloque "Peronista".

Legislatura porteña.
Legislatura porteña.
Foto:Dyn
El bloque del Frente Para la Victoria de la Legislatura porteña perdió a tres miebros: María Rosa Muiños, Silvia Gottero y Claudio Heredia, quienes fundaron el nuevo "Bloque Peronista" y dejaron el espacio que preside Carlos Tomada.

Muiños será la jefa del nuevo bloque y pondrá a disposición del cuerpo parlamentario su cargo de Vicepresidenta Segunda, por entender que lo ocupaba representando al Frente para Victoria.

“Queremos trabajar en un espacio que exprese al Peronismo en la Legislatura”, aseguraron los legisladores, quienes se han constituido en nuevo Bloque “como un aporte a la necesaria renovación de las ideas y los métodos de construcción política en la Ciudad de Buenos Aires, desde nuestra identidad política”.

El nuevo bloque se reivindicó como opositor a la gestión de Horacio Rodríguez Larreta, "pero sin renunciar a ser parte de los consensos parlamentarios cuando estemos de acuerdo en lo sustancial de un proyecto o iniciativa que mejore la vida cotidiana de los habitantes de la ciudad".

Además sostuvieron que “las diferentes posiciones dentro de un bloque deben ser saldadas apelando al consenso ya que cuando se pretende imponer solamente el criterio de un sector, se quiebra el equilibrio interno y se impone la necesidad de tomar nuevas formas de organización parlamentaria”.

 “No alcanza con tener una misma visión positiva sobre los logros alcanzados durante los 12 años de gestión de Néstor y Cristina; ni con coincidir en el rechazo a las medidas anti populares que está llevando a cabo el gobierno de Mauricio Macri”, expresaron desde el nuevo Bloque Peronista. Por el contrario “hace falta coincidir en cómo se construye una fuerza parlamentaria que exprese lo que pensamos sobre las políticas públicas en la Ciudad y lo lleve legislativamente a la práctica”.

En este sentido, los legisladores peronistas manifestaron que deben “ser oposición, pero sin renunciar a ser parte de los consensos parlamentarios cuando estemos de acuerdo en lo sustancial de un proyecto o iniciativa que mejore la vida cotidiana de los habitantes de la Ciudad”.

“El Peronismo no puede renunciar a incidir sobre la realidad de los vecinos y de sus barrios a través de las leyes. Debemos participar de los debates y lograr que nuestras propuestas se plasmen positivamente”, indicaron Muiños, Gottero y Heredia.

Y concluyeron: “Trabajaremos en la idea de un nuevo espacio parlamentario que, desde el Peronismo, tenga la capacidad de construir una ciudad moderna y socialmente inclusiva para todos”.