POLITICA ENRIQUECIMIENTO ILÍCITO


Quién es el millonario italiano que vinculan a Scioli

Stefano Garilli pidió aclarar la denuncia que la diputada Elisa Carrió hizo sobre los terrenos de su propiedad.

estancia. Scioli se hospedaba en el hotel La Estrella, propiedad de Garilli, quien vive en Italia.
estancia. Scioli se hospedaba en el hotel La Estrella, propiedad de Garilli, quien vive en Italia.
Foto:Cedoc

Stefano Garilli vive junto a su mujer, Simona, y sus tres hijos (Leonardo, Nicoló y Matteo) en Piacenza, Italia, una ciudad de poco más de cien mil habitantes. Pero la tranquilidad de la llanura rodeada de alpes se vio alterada en las últimas semanas por las noticias que llegaban desde Buenos Aires cuando se vincularon las estancias de Garilli a Daniel Scioli.

Desde Italia, este empresario de 58 años pidió aclarar la denuncia que la diputada Elisa Carrió hizo sobre los terrenos y presentó, mediante sus apoderados, los papeles con los que confirma que se trata de estancias de su propiedad.

Garilli conoció por primera vez la Argentina a fines de los 80, cuando desembarcó con Camuzzi tras la privatización de la ex Sociedad Gas del Estado. Esta empresa fundada en Italia y de la que Garilli se desvinculó en el año 2000 (quedó a cargo de su hermano Fabrizio) posee en la actualidad más de 1.500 plantas de agua en el mundo, 2 millones de usuarios de gas y 1 millón de usuarios de energía eléctrica.

Fue en 2001 cuando el italiano regresó a la Argentina para invertir en el sector agropecuario y crear Garfin Agro, firma con la que adquirió distintas estancias como La Chita, La Esperanza y La Morocha. Esta actividad la comparte con su hijo Leonardo, quien estudió Ciencia y Tecnología Agraria. La Morocha, que compró a fines de 2005, posee el emprendimiento hotelero La Estrella y es la que Carrió denunció como propiedad de Scioli.

Según detalla Garilli en la Justicia, el ex motonauta ya era huésped de esta estancia desde 2001, cuando era propiedad de Franco Todini, otro importante empresario italiano que falleció, por lo que su hijo le vendió estas tierras a Garilli.

Fue por ello que en 2005 conoció a Scioli. Según aseguran ambos, ésta fue la única vez que se vieron. Fue cuando el por entonces vicepresidente de la Nación le pidió una reunión para explicarle que él era huésped de La Estrella y que pretendía seguir siéndolo. Durante los siguientes años, Scioli continuó descansando en esta estancia, de la que cada vez que iba ocupaba las siete habitaciones para tener exclusividad y llevar desde asesores hasta su propia cocinera. Garilli presentó ante la Justicia las facturas y pagos percibidos.

No existe ni existió vinculación alguna de Garfin Agro SA y/o el señor Stefano Garilli con Daniel Scioli –salvo la de haber sido huésped del hotel– y ninguna otra persona que son mencionadas en la presentación de la Dra. Carrió”, se detalla en la presentación que se hizo diez días atrás y que los apoderados de Garilli ratificaron en persona en una audiencia el último jueves frente al fiscal Alvaro Garganta, quien lleva adelante la investigación por supuesto enriquecimiento ilícito de Scioli.

Además, Garilli pidió aclarar que su actividad agropecuaria nunca gozó de ningún privilegio en la Argentina. “En los casi 15 años que lleva trabajando el señor Stefano Garilli en el negocio agropecuario, puede afirmarse que no ha tenido ningún privilegio; por el contrario, si se repasan los últimos diez años, el negocio agropecuario fue una de las actividades más castigadas por la presión impositiva y perjudicada con las políticas económicas, importantes retenciones de granos, imposibilidad de compra de moneda extranjera, imposibilidad de distribuir utilidades”, detalla el escrito.

Garfin Agro posee hoy 7.400 cabezas de ganado vacuno y cerca de 20 mil hectáreas de campos. Durante el último año produjo 80 mil toneladas de granos y durante 2015 contó con ingresos cercanos a los $ 120 millones.

En Piacenza, Garilli posee dos hoteles con 120 habitaciones entre ambos y en Chile es dueño de Intergas SA, empresa líder en la distribución de gas en ese país.