POLITICA A LA CAZA DE POLÍTICOS

La delincuencia golpea a los funcionarios macristas

La gobernadora Vidal, los intendentes Martín Yeza, Diego Valenzuela y Julio Garro padecieron hechos. ¿Casualidad o mensaje mafioso?.

Vidal, Salvai, Garro, Yeza y Valenzuela.
Vidal, Salvai, Garro, Yeza y Valenzuela. Foto:Cedoc

Algunos funcionarios macristas han sido víctimas en los últimos meses de episodios delictivos que, en algunos casos, deslizan "mensajes mafiosos" de diversa índole. La gobernadora María Eugenia Vidal, su ministro Federico Salvai, y los intendentes Martín YezaJulio Garro y Diego Valenzuela fueron algunos de ellos.

En el caso de Vidal, el hurto lo sufrió en su despacho y fue alertado por personal de limpieza, que encontró a dos policías bonaerenses que revisaban cajones y documentos de la gobernadora y de su mano derecha, Soledad Borsani. En ese episodio, el secretario general de la Gobernación, Fabián Perechodnik, presentó una denuncia contra los uniformados.

El ministro de Gobierno de la funcionaria bonaerense, Federico Salvai, también fue víctima de un robo, cuando delincuentes entraron a su vivienda ubicada en La Plata. Dos desconocidos quisieron violentar la puerta delantera de la casa y, ante la imposibilidad de abrirla, subieron al techo e ingresaron por un patio trasero.  

Por su parte, al intendente de Pinamar Martín Yeza intentaron robarle el auto. La puerta del lado del acompañante apareció forzada y abierta y el interior de la cabina quedó todo revuelto. "Lo más llamativo es que es el único auto de todo el barrio al que le hicieron esto", destacó el jefe comunal en su cuenta de Twitter.

El actual jefe distrital de Tres de Febrero, Diego Valenzuela, se encontraba en un festejo de cumpleaños cuando un grupo de hombres sorprendieron a sus custodios y se llevaron una Toyota Hilux perteneciente a la Municipalidad. En medio del enfrentamiento, uno de los asaltantes perdió la vida. Horas más tarde, la camioneta apareció incendiada en el partido de Morón

Julio Garro, intendente de  La Plata sufrió un violento asalto en la casa que tiene el country en City Bell, cuando un grupo de delincuentes irrumpió en la vivienda, maniató a la esposa y las hijas del funcionario.

"Es muy raro, los delincuentes sabían que es la casa del intendente", sostuvo el hombre luego de que el Ministerio de Seguridad bonaerense detuviera a un policía de bajo escalafón y otros dos sospechosos por el violento robo. Los hechos se suceden y se suman al último caso que padeció el superintendente de Seguros de La Nación, Edgardo Podjarny.