POLITICA LA ESTRATEGIA DE CFK

Quiere que el juez pague cara la foto

En el kirchnerismo creen que si la llevan a declarar por la fuerza el costo político terminará por recaer en Bonadio. El antecedente de Bonafini y la comparación con Lula.

En el kirchnerismo creen que si la llevan a declarar por la fuerza el costo político terminará por recaer en Bonadio. El antecedente de Bonafini y la comparación con Lula.
En el kirchnerismo creen que si la llevan a declarar por la fuerza el costo político terminará por recaer en Bonadio. El antecedente de Bonafini y la comparación con Lula. Foto:cedoc

La posibilidad de una foto se instaló en el centro de la tensión entre el juez federal Claudio Bonadio y Cristina Kirchner. Es la imagen de la ex presidenta entrando a los tribunales para tocar el “pianito” y dejar plantadas sus huellas digitales. Esa foto, sostienen en el entorno de Fernández de Kirchner, es la que busca el juez para ilustrar la tapa de los diarios.

Ella considera que el escenario que más le conviene es que Bonadio finalmente use la fuerza pública para llevarla a los tribunales. Así, creen en el kirchnerismo, le hará pagar el costo político de la foto al juez federal. La ex presidenta compara su situación con la de Lula da Silva, a quien, por una diligencia judicial, lo tuvieron que llevar por la fuerza ante la Justicia.

El último antecedente en Argentina en este sentido es el de la presidenta de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini. El juez federal Marcelo Martínez de Giorgi estuvo a punto de forzarla a ir a tribunales con la Policía Federal, pero tuvo que dar marcha atrás. Finalmente, le tomó declaración en la sede de Madres.

“Alguien está empeñado en obtener esa foto de Cristina. Y esa foto tiene que ser en 2016, no puede ser en 2017, porque es un año electoral”, interpretan cerca de la ex mandataria.

La ex jefa de Estado está convencida de que la forma de ganar la batalla es de dos maneras: o que ceda el juez y le permita ir dos días después, o que la lleve por la fuerza pública.  Sus abogados insisten con que los pasos dados por Bonadio están fuera de la ley. Pero reconocen que cuenta con respaldo. Cerca de Cristina Kirchner apuntan hacia el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti. “Y en el plano político también cuenta con apoyo. Esto no es una maniobra de Bonadio solo”, sostuvo un integrante del entorno en diálogo con PERFIL.

A la luz de los argumentos, es muy probable que el martes la ex presidenta no asista a Comodoro Py. Ella ya anticipó su jugada, cuando aseguró que podía ir sólo a partir del jueves.  Buscará ganar tiempo con un nuevo escrito elevado por su defensa.

En la causa conocida como Dólar Futuro, CFK recusó varias veces a Bonadio, a quien acusa de abuso de autoridad. Esos planteos fueron rechazados no sólo por el juez, también por la segunda instancia. Para dilatar el proceso, la ex presidenta fue a la Sala II de la Cámara Federal, que considera que el recurso en queja es abstracto. Le dio tiempo hasta el martes para presentarse.

El dilema, para el kirchnerismo, es quién paga el costo político de la presencia de su líder en tribunales.

Y direccionan sus esfuerzos en tratar de que el juez utilice la fuerza pública porque, consideran, de ese modo “va a ser un escándalo nacional e internacional, va a salir en todos los medios como una perseguida política”.