POLITICA PODER JUDICIAL


Daniel Rafecas y el pedido de destitución: "El escenario de la remoción es muy lejano"

El juez federal se mostró confiado, al considerar que el Consejo de la Magistratura no aprobará su desplazamiento por la causa que tiene por haber archivado la denuncia que hizo Alberto Nisman contra la expresidenta.

Foto:Cedoc

El juez federal Daniel Rafecas se mostró confiado en que el Consejo de la Magistratura no aprobará su destitución, en la causa que tiene por haber archivado la denuncia contra la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que antes de morir hizo el fiscal Alberto Nisman. "Lo veo muy lejano, expresó.

"Se necesitan nueve miembros (para el relevamiento) y hasta ahora parecería que de mi lado hay ocho votos y del lado del oficialismo hay cuatro votos. Es decir que el escenario de la remoción es muy lejano", indicó el magistrado, según consignó la agencia DyN.

"El Poder Ejecutivo (con cuatro representantes en el Consejo) no ha hecho manifestación expresa de querer avanzar" en su caso y evaluó que "el escenario en el Consejo de la Magistratura dista una enormidad de lo que se pretende instalar mediáticamente", precisó.

Al mismo tiempo, el funcionario judicial manifestó: "Que a mí me conste, yo no he tenido ningún tipo de agravio o persecución de algún miembro del Poder Ejecutivo de la Nación, de hecho en la solicitada no hay ningún funcionario".

"En el Consejo de la Magistrares la regla de oro es que un juez no puede ser destituido ni siquiera sancionado por un fallo" y consideró que "es preocupante que se ordene la remoción de un magistrado a partir del contenido de una sentencia", expresó Rafecas.

Hace dos semanas, personalidades de distintos ámbitos publicaron una solicitada en la que pedían la destitución del juez, por lo que consideraron una "intolerable parcialidad" en su actuación ante la denuncia del fallecido fiscal contra la exmandataria por presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la AMIA.

Para los firmantes, la denuncia presentada por Nisman pocos días antes de ser hallado muerto en su departamento de Puerto Madero "perfila un amplísimo marco probatorio y sostiene que las personas denunciadas han cometido el delito de encubrimiento de los responsables del mayor ataque terrorista sufrido en el país: el perpetrado contra la sede de la mutual judía el 18 de julio de 1994, que cobró 85 vidas". 

En ese contexto, desde el oficialismo, el titular provisional del Senado, Federico Pinedo, advirtió que la remoción de un magistrado se tramita a través de un juicio político ordenado por el Consejo de la Magistratura, al salir al cruce del reclamo.