POLITICA #PERFILELECTORAL

Reapareció Carta Abierta y pidió votar por Cristina

El grupo de intelectuales indicó que la candidatura de la expresidenta “se pueden asumir en términos de esperanza”.

Carta Abierta
Carta Abierta Foto:CeDoc

A menos de una semana de las PASO, y después de meses de relativo bajo perfil, el grupo de intelectuales kirchnersitas Carta Abierta reapareció para instar a la población a votar por la expresidenta y precandidata a senadora por la provincia de Buenos Aires, Cristina Fernández de Kirchner.

"Las elecciones serán en una hora crucial que exige un acto urgente: Votar por Unidad Ciudadana y Unidad Porteña, respectivamente, en Provincia y Ciudad de Buenos Aires, y por las expresiones afines a las mismas en todos los rincones del país", es la conclusión del extenso texto publicado en su sitio web.

"La candidatura a Senadora de Cristina Fernández de Kirchner, y las otras que la acompañan, se pueden asumir en términos de esperanza, reparación social y recuperación de las vetas conocidas y por conocer de la historia argentina. Resulta bienvenida y estimulante la presencia de dirigentes sindicales combativos, de nuevos espacios políticos y de quienes representan la brega por el desarrollo científico nacional con una notoria paridad de género", destacó la agrupación.

Carta Abierta indicó que "el año y medio que transcurrió desde la asunción de (Mauricio) Macri fue un tiempo de pérdidas para el pueblo argentino", en la que perdieron, a su entender, los trabajadores, los jubilados y las Pymes. En esa línea, cuestionaron la derogación de la Ley de Medios y las nuevas incorporaciones a la Corte Suprema de Justicia, "hoy subordinada al Poder Ejecutivo con nombramientos prepoteados de nuevos jueces y forzando la conversión y sumisión de otros".

Sin nombrar las acusaciones de corrupción que pesan sobre varios de los funcionarios K, aseveraron: "Las derechas que gobiernan usufructúan numerosas realizaciones del kirchnerismo, y son las que al mismo tiempo las califican de corruptas, pero siempre haciendo excepciones sobre sí mismos, porque para la extraordinaria palabra corrupción, con su carisma intacto desde siglos remotos, no rige el imperativo categórico, que cesa sus preceptos ante los funcionarios oficiales". 

"A ellos no les toca el universalismo de la corrupción, que no obstante es su túnica de nacimiento. Las filosofías del futuro podrán estudiar esas notables excepciones. La 'excepción Lopetegui', 'la excepción Quintana', 'la excepción Calcaterra', 'la excepción Caputo' y algún atrevido generalizador in extremis, de tipo hegeliano, podría descubrir 'la excepción Macri'. La corrupción está en la Biblia pero no es gil", agregaron.