POLITICA

Reato presentó "Doce noches" en la Feria del Libro

¿Fernando De la Rúa cayó por un golpe “blando” o por inepto? Polémica presentación del último libro de Ceferino Reato.

PERFIL COMPLETO

Foto:Perfil.com

El domingo por la noche, la Sala Victoria Ocampo de la Feria del Libro estaba repleta. A pocos pasos de allí, tres precandidatos, Mauricio Macri, Ernesto Sanz y Elisa Carrió, debatían sobre la política argentina. Seguramente hubiesen querido formar parte del debate planteado por el periodista Ceferino Reato quien presentaba su última investigación periodística: Doce noches.

Acompañado por el dirigente radical Rafael Pascual y su par peronista, Ramón Puerta, Reato indagó sobre las causas que generaron la huida en helicóptero de Fernando De la Rúa, el histórico 20 de diciembre del 2001. “Yo creo que sí, que hubo un golpe no tradicional o un golpe blando contra Fernando de la Rúa por parte de sectores del peronismo”, aseguró Pascual. El año en que transcurre gran parte de la trama de Reato, Pascual era el titular de la Cámara de Diputados. El expresidente, al menos por un día, el misionero Puerta, recogió el guante: “No hubo golpe; De la Rúa cayó por una serie de causas, entre ellas que estaba quebrado anímicamente”.

El respetuoso contrapunto, se produjo en medio de la alusión del director de la revista Fortuna quien describe en su obra Doce noches los agitados días de diciembre de 2001, cuando la Argentina atravesó la peor crisis política, económica y social de su historia.

En la presentación también participó el analista político Rosendo Fraga, quien destacó que en aquella crisis “se puso a prueba la capacidad del sistema institucional argentino para resolver situaciones muy graves. Y nuestro sistema institucional demostró que había adquirido una gran solidez, tanto que los militares nunca resultaron una opción”.

En su última incursión literaria, Reato se mete de lleno en las denuncias públicas que realizó el saliente Fernando De la Rúa y el peronista Adolfo Rodríguez Saá —otro de los cinco presidentes que se sucedieron en apenas doce días— sobre la existencia de una conspiración golpista. Ellos, al igual que Carrió, aseguran que el líder peronista, Eduardo Duhalde, habría encabezado el supuesto golpe, en un presunto acuerdo con el ex presidente radical Raúl Alfonsín. “De ninguna manera; ni Alfonsín, ni Duhalde podrían haber encabezado un golpe. Son dos instituciones de la república”, aseguró Puerta, exsenador nacional y exgobernador de Misiones.

El dirigente agregó que la renuncia de De la Rúa se debió a los problemas dentro del radicalismo y de la coalición que había formado con el FREPASO —la Alianza—, la situación económica que derivó en el “corralito” bancario, y “el factor anímico”. Puerta recordó los problemas de gran parte de los argentinos para retirar dinero de los bancos, la ruptura de la cadena de pagos, el colapso del sistema financiero y el hartazgo social hacia un hombre que parecía no estar preparado para conducir la Nación.

“Lo mismo —agregó— le sucedió a Rodríguez Saá. Él estaba acostumbrado a que en San Luis la gente saliera a vivarlo. Por eso, se sorprendió cuando el viernes 28 de diciembre la gente salió a insultarlo. Pero, es que los cajeros automáticos se habían vuelto a vaciar y nadie podía sacar su dinero de los bancos”, argumentó Puerta.

Sin embargo, Pascual señaló que “hubo una intención por parte de sectores del peronismo de derrocar a De la Rúa, como lo señalan distintas fuentes citadas por Reato. Claro, nosotros cometimos muchísimos errores que fueron degradando a nuestro gobierno”. De hecho, los saqueos más sangrientos comenzaron en la provincia de Buenos Aires aunque, también es cierto, que se habían producido otros hechos similares en provincias gobernadas por el radicalismo como Mendoza.

Para Pascual “fue un honor haber acompañado a De la Rúa, un dirigente decente, honesto, que, además, no perdió ni una sola elección en Capital Federal. Pero, tengo que reconocer que una vez en la Presidencia, De la Rúa no tenía el estado de ánimo que sí tenía antes. El estado de ánimo presidencial y la influencia de quienes forman el entorno de un mandatario son muy importantes”.

Finalmente Reato afirmó que “los golpes de Estado no tradicionales son difíciles de determinar; en el libro hay indicios a favor y en contra de esa posibilidad así como testimonios diversos, en un sentido y en el otro. Elementos todos que sirven para que cada lector saque sus propias conclusiones”.

Hoy el término “golpe blando” perdió contenido. Mencionado desde la génesis del oficialismo actual, poco después de asumir Néstor Kirchner con el 22% de los votos, ya el ex Presidente hablaba de intentos destituyentes. A 14 años de la semana en que la Argentina tocó fondo, Reato se anima a reinstalar el debate: ¿De la Rúa se cayó sólo o le dieron una mano para empujarlo al precipicio?

Booktrailer | Conocé más sobre “Doce noches”:



Luis Gasulla