POLITICA

Recalde se resistió en el Senado pero al final pidió disculpas a los "zánganos"

El presidente de Aerolíneas Argentina se cruzó con los senadores por sus frases, pero finalmente pidió perdón.

Foto:DyN

Mariano Recalde asistió al plenario de comisiones del Senado para defender su gestión al frente de Aerolíneas Argentinas. Pero en lugar de eso, el funcionario pasó el comienzo de la sesión discutiendo con el senador Gerardo Morales.

Es que el presidente de la aerolínea de bandera había tildado de "manga de zánganos" a los legisladores que criticaban su gestión. La frase la pronunció en una reunión política en 2010, pero se difundió hace dos semanas cuando se reveló que el funcionario le había pedido a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner que le quite rutas aéreas a LAN.

"Usted comenzó pidiéndonos respeto a nosotros. Tendría que haber empezado pidiéndonos disculpas", reclamó la senadora Liliana Negre de Alonso al comienzo del plenario.

"Lo que se expresa es lo que se siente, y lo que siente es desprestigiar al Congreso. Ustedes siempre hablan de palabras destituyentes. Las mayores palabras destituyentes que puede pronunciar es lo que dijo", completó la puntana.

Entonces intervino Miguel Ángel Pichetto, presidente del bloque del Frente para la Victoria, quien sostuvo que "hay que ver a veces el contexto y las situaciones y la valoración parcial de determinados videos" porque "muchas veces en actos políticos se dicen cosas a veces inconvenientes".

"Vemos también cómo de manera reiterada se agravia la figura de la presidenta de la Nación. Hay un conjunto de políticos y comunicadores que dicen cualquier cosa en la Argentina. Nosotros soportamos aunque creemos que eso tampoco sirve al sistema democrático", agregó el senador rionegrino.

"Exijo que pida disculpas en esto momento", proclamó Gerardo Morales, en referencia a Recalde. "Si va a pedir la palabra para eso, que se la dé. Nosotros siempre lo tratamos bien. Si es un hombre de bien, que pida disculpas", pidió.

El titular de Aerolíneas dijo: "Con todo el respeto que merece su investidura, usted no entendió nada de lo que dije en la primera parte y no entendió nada de lo que venimos haciendo".

"Si sos hombre de bien, si tenés coraje, pedí disculpas", repitió Morales. Incluso, intercedió Aníbal Fernández: "Le ruego que guardemos las formas".

"No creo que construya al prestigio de la investidura estar a los gritos. Yo respeto a la investidura, vengo todas las veces que me convocan y me dirijo como corresponde a los senadores. Otra cosa es lo que yo opino en mi fuero íntimo de la persona", argumentó Recalde.

Finalmente, llegó el pedido de disculpas. "Si en algún momento alguien sintió que se afectaba la investidura, pido disculpas", afirmó el funcionario, aunque luego apuntó contra Morales: "Usted debería pedir disculpas también porque usted reaccionó con palabras más soeces. Me ha dicho 'corrupto', 'impresentable' y algunos otros epítetos".

Recalde reconoció que sus palabras "fueron vertidas en un ámbito personal que usted va a reconocer, si es honesto conmigo, que en el ámbito privado se expresa sobre mí de manera similar o peor". "No es de cobarde ni de hipócrita", concluyó.


Redacción de Perfil.com