POLITICA EN BUSCA DE APOYO POLITICO

Reuniones para seducir a los gobernadores y acercar al PJ

Cortó los envíos directos de ATN y ordenó sumar a los mandatarios de las provincias a la gestión de los ministerios.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

La foto en Olivos, hace dos semanas, fue apenas la punta del iceberg. El “plan seducción” que diagramó Mauricio Macri para los gobernadores no se agotó en el almuerzo de la quinta: el Presidente ordenó a su gabinete que encare reuniones con sus pares provinciales para diagramar obras y envío de fondos.

Macri busca con los gobernadores garantizar votos en el Congreso, sobre todo en el Senado, y favorecer a los interlocutores del PJ más proclives a llegar a acuerdos políticos.

El Presidente dividió el trabajo con las provincias en dos: las cuestiones urgentes, como pago de salarios y aguinaldos o emergencias, y por otro, las obras de infraestructura.

En el primer caso, el ejemplo fue el desembolso de $ 4.100 millones para Buenos Aires o el envío de fuerzas federales y ayuda social a las cuatro provincias. En el segundo caso, Macri ordenó a su gabinete que comience una ronda de reuniones con sus pares en cada área para analizar, en conjunto, cuáles son las obras más importantes.

En algunas reuniones, que comenzaron la semana pasada, los propios gobernadores participaron junto a sus funcionarios. Rogelio Frigerio (Interior), Guillermo Dietrich (Transporte) y Esteban Bullrich (Educación) ya abrieron su gestión a los gobernadores. A ellos se les suma el diálogo entre Emilio Monzó, titular de Diputados, quien intenta cerrar la “grieta política” en el Congreso.

Entre los gobernadores peronistas que ya marcan diferencias con la intransigencia del kirchnerismo aparecen Juan Manzur (Tucumán); Juan Manuel Urtubey (Salta), quien armó un vínculo personal con el Presidente y suele intercambiar mensajes en tono de humor con el celular de Gabriela Michetti; y  el senador Gerardo Zamora y su mujer, la gobernadora de Santiago del Estero, Claudia Ledesma Abdala.

Frigerio viajó a dos de esas provincias para comenzar a hablar del Plan Belgrano, un ambicioso programa de inversiones en el Norte del país.

Un segundo anillo de relaciones con los gobernadores peronistas la encabezan Carlos Verna (La Pampa) y Mario Das Neves (Chubut).

Párrafo aparte para el cordobés Juan Schiaretti, quien tiene una relación personal con Macri. Acaso por ello su provincia será sede de la primera reunión de gabinete en el interior, en la segunda quincena de enero.

Macri tomó una decisión clave: no habrá más ATN (Aportes del Tesoro Nacional) a los municipios, que se repartían de forma discrecional. Todos los salvatajes financieros que se hicieron y se harán se emiten como adelantos en concepto de Coparticipación Federal o refinanciación de deudas. Pocos como Frigerio, saben de este tema: desde su consultora, Economía y Regiones, hace más de 15 años trabaja con las economías distritales.

El miércoles juró Alejandro Caldarelli como secretario de Provincias. A él se le suman la chaqueña Aída Ayala, ex intendenta de Resistencia, y Sebastián García de Luca, secretario del Interior. Ayala contendrá a los intendentes mientras que García de Luca, peronista y hombre de Monzó, recibirá a los gobernadores como un virtual viceministro.

La semana pasada un grupo de intendentes de Cambiemos de una provincia del Sur estuvo en la planta baja de la Casa Rosada. Aunque tenían complicaciones financieras aseguraban que en sus presupuestos estaba previsto el rescate del Gobierno, que se hacía año a año de forma discrecional, y por ello en sus previsiones se contemplaban los ATN como mecanismo normal de financiamiento. Los funcionarios nacionales no salían de su asombro.



Ezequiel Spillman