POLITICA CAUSA HOTESUR

Revés para CFK y Lázaro: confirman a Stolbizer como "amicus curiae"

La exmandataria y el empresario K pidieron apartar a la diputada de la causa pero la Cámara rechazó su pedido. Denuncian "persecución política".

La exmandataria Cristina Fernández y el empresario amigo de la familia, Lázaro Báez.
La exmandataria Cristina Fernández y el empresario amigo de la familia, Lázaro Báez. Foto:Cedoc

La Cámara Federal confirmó a la diputada Margarita Stolbizer como amiga del tribunal que investiga la causa Hotesur, luego de un fallido intento de la ex presidenta Cristina Fernández y el empresario Lázaro Báez para apartarla del expediente.

Según una resolución de la Sala I de la Cámara, en un voto dividido, decidió dar por desistido el planteo que había elevado Lázaro Báez pidiendo el apartamiento.

Según informó la agencia DyN, a ese pedido se le había sumado la defensa de Cristina Fernández, diciendo que la inclusión de Stolbizer en el expediente es una manifestación de la "persecución" a la que estaría siendo sometida por la multiplicidad de acusadores, pero el tribunal consideró que era inadmisible esa presentación

El juez Eduardo Freiler opinó que había que apartar a Stolbizer, pero sus colegas Jorge Ballestero y Leopoldo Bruglia entendieron que como los abogados de Báez "no comparecieron a la audiencia dispuesta por lo que, en virtud de lo establecido por la citada norma, corresponde tener por tácitamente desistido el recurso oportunamente formulado".

Y sobre Cristina dijeron que no bastaba con "la simple mención de que se ha quebrado la igualdad de armas al admitir 'la actividad inquisidora de una legisladora nacional en el rol de amicus curiae'" o que la actividad de la "diputada Stolbizer importa una absoluta bastardización del rol conferido, el cual (...) sólo es utilizado con fines políticos".

Según dijeron, eso "lejos está de importar una adecuada argumentación jurídica dirigida a persuadir a esta Alzada del yerro de la decisión adoptada" por el juez Julián Ercolini, y por lo tanto "la adhesión pretendida resulte improcedente".

En soledad, el juez Eduardo Freiler consideró que había que apartar a Stolbizer por el pedido de la ex presidenta.

"La adhesión formulada por el Dr. Carlos Beraldi -en representación de Cristina Fernández de Kirchner- debe ser admitida, habiendo sido presentada en debida forma y tiempo" y "argumentado suficientemente cuál es el agravio concreto que la decisión impugnada le causa a su defendida", dijo.

A criterio del juez, "la vía escogida por la Diputada para canalizar su intención de 'intervenir' en este proceso -el instituto conocido como 'Amicus Curiae'- no se encuentra expresamente receptado en nuestra legislación federal penal".

Freiler dijo que Stolbizer solo argumentó que se investigaban "hechos de corrupción" y por eso pretendía aportar al expediente actuando "por los carriles legales e institucionales", pero "no expuso cuál es el 'aporte de trascendencia' que pretende efectuar, cuál es la opinión técnica con la que se propone 'enriquecer' el debate de la cuestión, ni en qué se basa su 'competencia en la materia'".

Freiler también recordó que la diputada quiso ser querellante en el proceso y se lo rechazó la Cámara Federal de Casación Penal, aunque el camarista Mariano Borinsky le sugirió la figura de amicus curiae, tras aclarar que esa figura "no debe ser entendida como un 'rol' o 'calidad' que se encuentra a medio camino entre el denunciante y el querellante".

Según Freiler, "parece asistir razón al letrado defensor en cuanto a que la actividad que la diputada Stolbizer ha desplegado al interior de este proceso ha implicado una desnaturalización del instituto bajo examen" cuando, por ejemplo, entregó -dijo el juez- discos compactos a un programa periodístico.