POLITICA

Ricardo Lorenzetti le tomó juramento al nuevo Consejo de la Magistratura

El presidente de la Corte Suprema encabezó el acto de asunción de los 11 nuevos consejeros. El kirchnerismo busca blindar a Cristina post 2015.

Foto:Dyn

Como parte de un nuevo capítulo en la Justicia federal y nacional, el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti le tomó juramento a los once nuevos consejeros que integrarán la Magistratura, órgano encargado del manejo de los fondos, la selección, sanción y remoción de jueces. El acto se llevó a cabo en el Palacio de Tribunales ubicado en Talcahuano 550.

El kirchnerismo, arriba fuerte y con los siete votos con “poder de veto” lo que les permitiría blindar a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, post 2015 pero marcar una transición de vuelta al mando con espadas fieles. La Cámpora, Justicia Legítima y el diputado nacional Héctor Recalde.

Bloque kirchnerista. Los camporistas Eduardo De Pedro, diputado nacional y el Secretario de Justicia, Julián Alvarez, son los únicos que seguirán en carrera de la anterior gestión aunque ahora pelearán por el manejo de los fondos del poder judicial contra el estamento judicial. (*)

Además, el dique de contención oficialista estará conformado por dos senadores. Ruperto Godoy de la provincia de San Juan y Pablo González, de Santa Cruz, hombre de extrema confianza de Máximo Kirchner. Pero el académico Jorge Daniel Candis será otro alfil encargado de mantener sólida y fuerte la fuerza kirchnerista. Juez laboral y profesor de la Universidad de Lomas de Zamora, es integrante de la Agrupación Justicia Legítima y respondería a Aníbal Fernández. 

Candis fue nombrado por el Consejo Interuniversitario Nacional, integrado por los rectores de las universidades nacionales. Magistrados. Frente a este fuerte frente de batalla oficialista, los  representantes del estamento judicial, serán la pieza clave en el engranaje que digita los hilos de la política judicial. Sin embargo, presenta fisuras y la balanza judicial podría inclinarse según los intereses en pugna.

Gabriela Vázquez, camarista laboral, miembro de la Agrupación Justicia Legítima, llegó en tercer lugar en el marco de las elecciones que se realizaron en la organización civil que nuclea a jueces, fiscales y secretarios de la justicia nacional.

Vázquez mantendría línea directa con la Procuradora Alejandra Gils Carbó, y su desempeño será clave en la puja por el manejo de los fondos de la Magistratura. Los camporistas la consideran la más apta para asumir la presidencia del cuerpo en reemplazo del juez federal de Córdoba, Alejandro Sánchez Freytes. Luis María Cabral, actual presidente de la Asociación de Magistrados, y camarista de 

Casación, representa a la histórica lista Bordó. Si bien en la política judicial se encuentra alineado a la Corte Suprema sus orígenes serían peronistas, según advierten sus allegados.

En los últimos días, la crítica de jueces federales se centró en que su familia se encontraría afiliada al kirchnerismo. Su mujer, fue candidata en primer término como concejal de la localidad bonaerense de General Rodríguez, por el Frente para la Victoria y dos de sus hijos militarían  en la Agrupación de Máximo Kirchner, según advirtieron tres miembros de esa agrupación consultados.

Cabral además, enfrenta una puja en la Casación, Máximo Tribunal Penal del país, por su nombramiento “irregular” y por mantener más de 400  causas “trabadas” lo que impide el normal circuito entre los jueces de su Sala, explicaron fuentes preocupadas.

De hecho hace unos días, su par el camarista, Juan Carlo Gemignani, pidió por escrito su reemplazo por coincidir las fechas de audiencias de Casación con la de los días jueves fijados para audiencias con los plenarios del Consejo de la Magistratura a los que Cabral debería asistir en simultáneo.

Leonidas Moldes, juez federal de Bariloche, representa a Compromiso Judicial, un sector escindido de la Celeste, la otra lista histórica de los magistrados que enfrentó durante años a la Bórdó.

Moldes criticó el apego de la Celeste a políticas del Gobierno y la militancia de  algunos de sus integrantes a Justicia Legítima como plataforma para asumir cargos en Tribunales. 

Decidido, armó su propia estructura y llegó a la Magistratura donde representará a la mayor cantidad de jueces disconformes con las posturas más tradicionales entre las listas Bordó y Celeste.

El estamento de abogados se conformará con Adriana Donato, por los profesionales de la capital y Miguel Piedecasas, por los provinciales. Donato, fue jurado en el procedimiento que llevó a cabo la Procuración en contra del fiscal José María Campagnolli por haber investigado al empresario Lázaro Báez. Votó por desestimar la causa “sin razones técnicas ni pruebas en contra”. Responde al ex presidente del Colegio de Abogados de la Capital Federal, Jorge Rizzo quien habría logrado un acuerdo con el Jefe de Gobierno Porteño, Mauricio Macri a través de Daniel “Tano” Angelici.

Donato conforma el bloque de abogados de capital junto a José Roberto López, quien preside en la actualidad la colegiatura que dejó Rizzo. Pidecasas, abogado de Santa Fe, mantiene vínculos con el presidente de la Corte, Lorenzetti a través de la Universidad del Litoral, donde ambos estudiaron y dan clases. Además, su candidatura habría contado con un acuerdo entre la UCR a través de Ernesto Sanz y Sergio Massa. Las negociaciones habrían arribado a buen puerto tras la intervención Claudia Levin, Secretaria letrada de la Escuela de la Magistratura, nexo con el radicalismo a través de Ernesto Sanz y Enrique “Coti” Nosiglia como de Diego Molea, por parte del Massismo quien le habría garantizado la estructura bonaerense a  Piedecasas.

En tanto, el bloque radical estará conformado por el senador Angel Rozas, de la provincia del Chaco y el diputado nacional, Adolfo Valdes de la provincia de Corrientes. Valdes asumirá el lugar de Oscar Aguad. En tanto, Rozas, reemplazará a  Mario Cimadevilla, quien presentó un duro informe sobre las irregularidades que denunció durante su gestión como la omisión de informes técnicos por parte de la Auditoría General de la Nación, obligada por convenio y ley a intervenir en un organismo como el Consejo que maneja fondos públicos. Durante 2015 el presupuesto ascenderá a más de 17 mil millones de pesos.

(*) Puja por el manejo de los fondos. El estamento judicial se enfrentará al bloque duro del kirchnerismo que liderarán Héctor Recalde y Eduardo de Pedro. En tanto, el Secretario de Justicia, Julián Alvarez, garantiza dar pelea por el cargo de subadministrador de la Magistratura, actualmente ejercido por Germán Krieger. Usarán como fundamento las supuestas irregularidades que conllevaría el nombramiento de Krieger como también licitaciones, compras y contrataciones realizadas bajo su responsabilidad las que son investigadas en más de cinco causas en la justicia federal. 

De hecho, se realizó un allanamiento en las oficinas de la Administración y la Comisión  de Administración Financiera, ordenado por el juez Rodolfo Canicoba Corral por irregularidades en contrataciones para la construcción de un edificio inteligente sobre la calle Uruguay que nunca se construyó pero se abonó. 

En otra causa, el fiscal Federico Delgado solicitó la indagatoria de Krieger y los responsables de su “nombramiento irregular”. En tanto el juez federal Luis Rodríguez, avaló una serie de medidas de pruebas solicitadas por Delgado las que podrían evidenciar responsabilidades “graves”, explican en los tribunales de Comodoro Py. Krieger, es un hombre del Gobierno ya que trabajó en el ministerio de Economía junto al Secretario de Hacienda,  Juan Carlos Pezoa, aunque en la actualidad respondería a la Corte Suprema, según explicó ante la consulta de Perfil.com en la que negó “irregularidad alguna” y  se definió como “secretario de Corte”.

(**) De la redacción de Diario Perfil.



Natalia Aguiar (**)