POLITICA RADIO NACIONAL

Román Lejtman: "No estoy de acuerdo en hacer un programa para la tribu"

El periodista se refirió al rating de la emisora del Estado y consideró que ahora hay "pluralidad de voces". Pide que Macri eche a Gómez Centurión por "negar lo que hizo la dictadura".

Roman Lejtman
Roman Lejtman Foto:Cedoc
Cuando Román Lejtman toma impulso en el aire de Radio Nacional (AM870), presupone que del otro lado hay un oyente informado. Entonces no se detiene a explicar quien es, por ejemplo, Miguel Ángel Pichetto, que es senador, que es jefe de bloque, que está enfrentado con el kirchnerismo y que tiene X legisladores que le responden. Directamente lanza: "Entonces, (Emilio) Monzó llamó a Pichetto y cerraron una tregua por Ganancias. Ahí frenó la comisión de manera que el FPV vio la jugada a último momento y le faltaron dos votos. Ahora ganó una semana para convencer a fulano de que saque un artículo que (Rogelio) Frigerio dijo que es imposible de cumplir. Pará, me llama una fuente, dame la tanda que me confirma algo y en un minuto detallo más".

Así, el periodista con más de 30 años de experiencia en gráfica, radio y TV, logra mantener al oyente informado pero entretenido, como si se tratara de una novela radial. El año pasado desembarcó en Nacional en el horario de la tarde. Pero a partir del lunes, hubo un enroque y pasó a conducir la primera mañana con "Poné Primera" (6.30 a 9) y Romina Manguel pasó a la tarde con "Va de Vuelta". En el piso lo acompañan Lourdes Marchese (Judiciales), Silvia Mercado (Política), Martín Rubinstein (Deportes), Julieta Tarrés (Economía) y Arantxa Escribano (Información General)

Perfil.com: - El lunes fue el debut en el nuevo horario, pero ya venían trabajando juntos. ¿Cómo lo viviste?

Lejtman: - Muy bien. Lo interesante es que la mayoría nos conocemos hace mucho tiempo, todos tienen información propia y, fundamentalmente, son buena gente. Entonces es facil. Es cuestión de sentarnos y decir "Hola, ¿cómo estás, qué traes?". Lo ordenas en el aire y el programa sale. Son tipos de 0 problema de cartel.

- Muchas veces, escuchándolos, pensaba en tu oyente. Das por sobreentendido muchas cosas.

- Es que apuntamos a gente que ya está informada en determinados temas. Por la lógica del programa sería dificil establecer un planteamiento de la noticia más amplio porque se te va a el tiempo. Para ponerlo en un ejemplo, yo supongo que vos sabes quien es (Donald) Trump y que está haciendo con los refugiados de determinados países de Medio Oriente. Si tengo que explicar todo lo que hizo, el decreto, y que países son, cuando llego a la noticia que quiero resaltar, pasaron 15 minutos. Entonces presupongo. Está el desafío del oyente de que si se enganchó con el programa, si no tiene tanto conocimiento, se ponga a leer algo para estar al día.

- Ahora tenés nuevo horario. ¿Qué cambia de estar a la tarde a ser lo primero que sale al aire?

- A la mañana vos tenés que plantear por que están sucediendo los hechos y adelantar que puede pasar ese día. Das tu propia información sobre cosas que pasaron todo el día anterior y tratas de explicar una clave. A la tarde hay noticias en constante movimiento.

- ¿Cómo fue el 2016 en Nacional? Nueva administración, nuevo gobierno.

- Cuando trabajas en una radio del Estado de alcance como Nacional, tenes que plantearte que estando en la Ciudad de Buenos Aires, la información tiene que fluir al interior del país, tiene que ser info privilegiada que no está allá por cuestiones lógicas. La discusión no es por el punto de rating sino el contenido. Obvio que todos queremos rating, pero en el contexto de donde estamos, como funcionaba Nacional antes de que cambiara el gobierno, me da la impresión que hay pluralidad de voces y la información fluye. Sino solo estás informando para una tribu. 

- A ver, explicame eso.

- Si yo quiero mantener el rating como cuando trabajaban periodistas que seguían a Néstor y Cristina (Kirchner), hago un programa para la tribu. Y te cuento que hace el líder de la tribu, no te cuento nada del otro lado y cuando lo hago te manipulo la información. Entonecs la tribu sigue al líder. Yo no estoy de acuerdo con eso. Basta ver como le va a Radio 10. Este año le va a ir mucho mejor inclusive. Como se rompió Radio Del Plata, porque la manejaban tipos que tenían la radio para propagar ideas de Néstor y CFK y se le apagaron los negocios, decidieron no pagar los sueldos. Esa audiencia se va a Radio 10. Ojo, me parece maravillos que haya cientos de opciones para escuchar. Ahora, después, como cualquiera, tenes el derecho de opinar. ¿Qué le están dando a esa audiencia? En algun momento esa audiencia dirá "soy kirchnerista, pero estos eran ladrones". O no. Pero los colegas, por favor, en algún momento tenés que funcionar como periodista.

- ¿Cómo es la relación con las autoridades?

- Tuve cero problema. Pero nada de nada eh. Ejemplo: Sé de la relación del presidente con (Gustavo) Arribas y cuando lo terminaron de confirmar, yo ya estaba en Nacional. Me acuerdo que conté que era un error gravísimo para la AFI porque no podés poner a un representante de jugadores de fútbol en el lugar donde se dedicaban a comprar y vender jueces.

- A fin del año pasado fuiste muy duro con el recorte en el CONICET.

- Es que, ¿a quién se le ocurre? Vos tenés un discurso de desarrollo y conocimiento. ¡Y vas y rajas gente! Mucha gente me llamaba sorprendia y al final del camino el gobierno retrocedió.

- ¿Te cambió la forma de relacionarte con los funcionarios? 

- Hasta 2010 yo hablaba con Néstor y con CFK. Después no hablé más. Eso ahora lo mejoré porque hablo con el Presidente cuando hay off o en los viajes, él está abierto, hay acceso. Es decir, habla. Con el resto de los funcionarios, lo más importante es que en lugar de encontrarte lejos de Casa de Gobierno, ahora vas adentro. Antes el ministro X te decía "te espero a las 6 en Longchamps". Ahora el ministro te espera en la Rosada.

- ¿Cómo ves el resto del panorama de medios? Días atrás entrevistaba a María O'Donell y me decía que el desafío era "hacer un periodismo no gritón".

- Lo bueno de la consolidación del sistema democrático es que hay muchísimos medios. Los periodistas tenemos que entender que hay ciclos. Que a veces tenés un programa con gran audiencia y a veces seguis siendo vos, con la misma información, pero la audiencia va a otro lugar. María es una excelente periodista y no entiendo como en Continental la dejaron ir. No lo entiendo. Pero también te digo que están armando una buena programacion y en 4 o 5 años puede ser muy escuchada. La radio no funciona de un año al otro. Sino mira el caso de Mitre. (Jorge) Porta, un gran profesional, ahora tiene el reconocimiento, pero hace algunos años le ganaba Del Plata y varios en el Grupo decían si no había que rajarlo.

- Vamos a la política. ¿Qué análisis hacés del primer año de Macri?

- Recibió un país absolutamente destruido, con un plus muy complicado: mucha gente vivía de subsidios del Estado y creía que siempre se iba a mantener. Entonces cuando vos buscas reformular ese concepto, lamentablemente mucha gente se queda afuera, lo cual es tremendo porque no podés permitir que la gente se cague de hambre. Pero en el siglo XXI el Estado tiene que ser una institución que beneficie a todos por igual. El que no tiene laburo y lo subsidias, maravilloso. Pero ¿cómo permitir que un amigo de la expresidenta como (Lázaro) Báez se quede con la obra de Santa Cruz u otro amigo compre una petrolera a costa del Estado, como fue el caso de Cristóbal López? Este cambio social lo tiene que resolver el Gobierno. Y hay que agregarle algo específico que es entender el tema de los Derechos Humanos. No podés equivocarte con Juan José Gómez Centurión, con el decreto del feriado por el 24 de marzo.

- ¿Vos lo ves como equivocación y no como algo que realmente piensan?

- No hay ninguno que reivindique el golpe de Estado ni el plan sistemático. Salvo él. Hay desconocimiento del tema.

- Si es así, ¿porqué entonces permitir los dichos de Darío Lopérfido, Centurión, el tema de los feriados, el propio Presidente decir que "no tengo idea cuántos fueron" los desaparecidos.

- Es que lo de Gómez Centurión no fue una opinión, sino que fue una negación. Hay que echarlo. Él no está opinando, sino que está negando lo que hizo la dictadura, que lo dijo la Justicia. Por ende no pido la renuncia de una opinión, sino que negó un hecho histórico de la Argentina. En el caso de Macri, lo que le diria es "tenes que entender que pasó".

- Centurión, por ahora, se mantiene en el cargo.

- Si, y es un error político del Gobierno. Un gravísimo error. Pero ese error está sustentado porque, o no entienden que paso, o hay desconocmiento.