POLITICA RADIO NACIONAL

Romina Manguel: "Si sos una marioneta, la política no te respeta"

La periodista de Radio Nacional dice que el poder respeta a quien es honesto "más allá del medio" en el que trabajes. Video.

Romina Manguel
Romina Manguel Foto:radionacional.com.ar
Tras más de una década trabajando en la intensa "primera mañana" de las radios, la periodista Romina Manguel comenzó este 2017 con un cambio importante. Ahora está a cargo del regreso a casa. De lunes a viernes, de 17 a 19 hace "Va de Vuelta" por Radio Nacional. Convencida de que el Poder respeta la honestidad de los colegas "más allá del medio", asegura que aquellos que terminan siendo voceros de los funcionarios "luego son descartados".

Perfil.com: De primera mañana a la vuelta a casa. ¿Cómo vivís el cambio?

Romina Manguel: - Hacemos el regreso. Para mí hay dos horarios fuertes, a la mañana cuando te preparas para ir a trabajar y querés saber que es lo que está pasando y llevás a los chicos al colegio y el regreso. Hice 12 años de madrugada, ahora tengo el desafío de la tarde que me está gustando mucho.

- ¿Cuáles son los pros y los contras?

- Contra es que yo que soy muy de buscar la exclusiva, la persona que no habló y llegás a las 5 de la tarde con cierto desgaste. Exige un esfuerzo creativo a todo el equipo de pensar que fue lo que no se dijo, que fue lo que no se hizo, quien fue el que no habló. Hay otro desafío y es el tono. A la mañana empezás con otra adrenalina, querés saber, estás empezando. Vos volvés a tu casa y ya te peleaste con tu jefe, con un compañero de laburo, tenés ganas de volver. No se si querés absorber tanta información, más o menos querés saber lo que pasó, de otra mirada de un "Va de vuelta" en el sentido de "te cuento un poco más allá", un tiempo para el análisis.

- La discusión medios públicos/privados. ¿Dónde quedás parada en la discusión de "estás en un medio público, estás trabajando para el Gobierno"?

- Ese es el gran punto. Es una radio o es un sistema de medios del Gobierno o del Estado? Cuando a mí me lo propusieron el desafío era enorme. Es mi primera vez en un medio público. Y el desafío era ese, que sea un medio del Estado, no del Gobierno. Si te fijas, muchos protagonistas que entrevistamos se sorprenden y dicen "ah bueno pero quiero agradecer". Lo hizo el otro día Guillermo Moreno en una nota que le hicimos, muy polémica, pero que dio lugar al debate. Hablando del Correo, diciendo su posición muy dura respecto del Gobierno y terminó diciendo que, si bien tenía diferencias conmigo, agradecía porque no tenía espacio en otros medios. Y Moreno debe tener espacio en un medio público, del Estado, porque es una voz a escuchar. No es un medio del Gobierno. Si fuera un "house organ" del Gobierno, yo no me sumo. En eso compartimos la misma mirada del periodismo. Todas las cosas buenas que haga este gobierno, el anterior, el que lo precedió, tienen muchos recursos para contar. Tienen la propaganda, en el mejor de los sentidos, pueden contarlo de todas las maneras que quieran. Nosotros no estamos para contar lo bueno, estamos para contar lo que ellos no tienen ganas o para preguntar lo que es más incómodo que, en general, en su discurso oficial no lo cuentan. Ese es el lugar donde me paro en un medio público o privado.

- ¿Cómo sentiste la respuesta de la política? Porque todos estamos de acuerdo en hablar de medios de un Estado, no de un gobierno. Pero la política sabe que cuando eso pasa, se va a llevar mal y va a presionar menos.

- Te respetan o no te respetan, independientemente de donde trabajes. Y realmente lo creo. Yo tengo 44 años y empecé a trabajar a los 16. Ahora empezó María Laura Santillán acá y le servía café en Radio América cuando ella arrancaba. Respetan trayectoria, el cuidado que uno ha tenido de las fuentes, la rigurosidad, o no te respetan y da lo mismo donde trabajes. Al periodista que lo usan de vocero, porque muchas veces la confusión que tienen los funcionarios es que creen que pueden tener una relación con vos si vos contás lo que en realidad ellos no quieren decir pero te utilizan a vos o tu micrófono o tu pluma para decirlo. Los que son marionetas, en el fondo no los respetan y los usan para determinado fin y después los descartan. No duras tanto tiempo en el medio si fuese de otra manera. Y yo vengo trabajando hace un montón.

- ¿Los funcionarios pasan, quedamos los periodistas?

- ¡Quedamos! Estamos muy (Enrique) Pinti, pero sí, quedamos los periodistas también (risas).