POLITICA

Rossi defiende a Boudou: “Debió soportar más de 300 tapas en contra”

Cobos, Ocaña y Carrió piden la renuncia voluntaria o la destitución del vicepresidente.

Foto:

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, salta en defensa de Amado Boudou y ratifica que se llevó a cabo un "prejuzgamiento y una campaña en su contra con un nivel de virulencia enorme", y que debió soportar "más de 300 tapas de diarios en contra”. El ministro considera que existe un nivel de disparidad con el tratamiento que se da entre casos similares, refiriéndose a la situación que vive el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, que "está procesado y el tratamiento que se le da (en los medios) es absolutamente distinto al del vicepresidente, que recién ahora, después de dos años, es llamado a indagatoria".

La legisladora porteña de Confianza Pública, Graciela Ocaña, consideró en un comunicado de prensa que el vicepresidente "si tuviera un poco de vergüenza, debería renunciar". Cuestionó los futuros pasos a seguir por parte de la presidenta: “ Cristina Kirchner debe exigirle que se tome licencia o renuncie, sino pensaría que este negocio de Ciccone era más amplio que de Boudou". Por último, consideró que "Boudou es producto de una equivocación de Cristina y ella no asume su error".

El ex vicepresidente, Julio Cobos, consideró que su sucesor Amado Boudou "no le quedan muchas alternativas: lo menos que puede hacer es tomar como decisión un pedido de licencia que, obviamente, lo tendrá que convenir con la presidenta de la Nación que es, de alguna manera, la responsable de su elección en el Gobierno". El diputado radical alabó la actuación del juez Ariel Lijo: "Hay jueces que están ejerciendo su función, respetando la Constitución y no sometiéndose a las decisiones del poder de turno y esto nos da una luz de esperanza".

En la misma línea de opinión, la diputada y líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, da por seguro el procesamiento iniciado por el juez Ariel Lijo debido a la acumulación de pruebas presentadas y reclama la destitución del vicepresidente a través de juicio político en el Congreso. Al ser consultada sobre la posibilidad de que Cristina Fernández remueva a Boudou del cargo, la diputada advirtió que "cuando uno es cómplice y tiene conocimiento de algunos hechos, no está en condiciones morales ni de pedir la renuncia, ni de pedir la licencia ni de imputarlo”.


Redacción de Perfil.com