POLITICA


Rubén Pascolini, un "soldado de D'Elía" para urbanizar las villas

Se recibió con medalla de oro de la Universidad de La Plata. Ocupará la Secretaría del Hábitat, el cargo que el piquetero abandonó en 2006.

Rubén Pascolini se recibió de arquitecto con medalla de oro en la Universidad Nacional de La Plata.
Rubén Pascolini se recibió de arquitecto con medalla de oro en la Universidad Nacional de La Plata.
Foto:unlp.edu.ar

En su "desacatado" discurso de esta tarde, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció, entre otras cosas, la creación de la Secretaría Nacional de Acceso al Hábitat, cuya primera misión será urbanizar 100 villas ubicadas en terrenos fiscales, de los cuales 42 están en la provincia de Buenos Aires.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

El encargado de dirigir el organismo será el arquitecto Rubén Pascolini. Cuando la jefa de Estado lo anunció, los asistentes al acto -especialmente los militantes de La Cámpora- estallaron en aplausos. ¿Por qué tanto fervor? La mandataria destacó que el nuevo funcionario se recibió con medalla de oro de la Universidad de La Plata. Pero la ovación no tuvo tanto que ver con los méritos académicos sino, más bien, con el historial militante.

Pascolini ocupa la Comisión Nacional de Tierras para el Hábitat Social "Padre Carlos Mugica". En ese cargo reemplaza a Luis D'Elía, que lo ocupaba cuando se llamaba Subsecretaría de Tierra y Vivienda, durante el gobierno de Néstor Kirchner. El expresidente tuvo que expulsar al piquetero en noviembre de 2006, cuando respaldó a los iraníes acusados por el atentado a la AMIA. No obstante, el arquitecto, al que Página/12 definía como "soldado de D'Elía", mantuvo buena relación con el dirigente de MILES.

El arquitecto suele participar en encuentros con Florencia Saintout, decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la UNLP y otra ferviente cristinista. También en actos de entregas de tierras en el interior del país. 



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Rubén Pascolini
  • Luis D'Elía
  • Universidad de La Plata
  • El discurso de Cristina