POLITICA CERCANO A FRANCISCO

Sánchez Sorondo pidió a los argentinos tener “una visión menos provinciana del Papa”

El canciller de las Academias Pontificias lanzó una defensa del sumo pontífice y remarcó que no viene “a la Argentina para no ampliar la grieta”.

El obispo Canciller de Academias Pontificias junto a Francisco.
El obispo Canciller de Academias Pontificias junto a Francisco. Foto:Cedoc

El canciller de las Academias Pontificias, Marcelo Sánchez Sorondo, sostuvo que los argentinos "debemos tener una visión menos provinciana" respecto de las conductas del papa Francisco y señaló que habría que estar "muy orgullosos" porque "defiende a los pobres". El obispo remarcó que se trata de "un Papa que cambió la imagen de la Iglesia, una Iglesia en marcha con una nueva evangelización. Que defiende a los pobres tal como está en el Evangelio".

Respecto de la visita del Papa a Chile sin pasar por Argentina, aclaró: "De eso no sé nada. No tuve oportunidad de hablar con el Papa del tema, de manera que no quiero decir cosas que compliquen el panorama". Sin embargo, conjeturó "como hipótesis es que todo Papa, y este Papa no es la excepción, son hombres de paz" y opinó que "ir a la Argentina para generar, no paz, sino más división, más grieta"

Asimismo, en una entrevista que publicó hoy Clarín, dijo que "su programa es Cristo y su compromiso radical es con el Evangelio" y consideró que "en eso es un campeón y la historia lo va a reconocer como tal. De manera que los argentinos deberíamos estar muy orgullosos de que de la Argentina salió un hombre así". 

Consultado sobre la invitación cursada por el Vaticano a la procuradadora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, de abierta correspondencia con el kirchnerismo, Sánchez Sorondo explicó que "cada vez que invitamos a jueces que son importantes se crea una polémica, pero lo hacemos por el cargo que tienen y porque se ocuparon y ocupan de estos temas, independientemente de su afinidad política". 

"Nunca tuvimos problema con los jueces y fiscales que invitamos de otros países, pero siempre con la Argentina hay problemas", acotó.

Luego, ante la pregunta de si se puede decir que Gustavo Vera era "el candidato del Papa", el obispo alertó: "Cómo se va a meter el Papa en esas cosas! Seguramente sabe de su candidatura, pero no puede decirse que la apoya". "Indudablemente Vera es honesto, un hombre de bien. Y ojalá que gente honesta se involucre en la política. El Gobierno necesita una oposición honesta. Todos los gobiernos la necesitan", remarcó.