POLITICA AL BORDE DE LA QUIEBRA

Alicia Kirchner reconoció "el ahogo financiero" de Santa Cruz

La gobernadora habló sobre la crisis que vive la provincia. ¿Qué pedía Néstor a los gobernadores quebrados en 2002?

Néstor Kirchner pedía la detención de gobernadores con provincias en quiebra. Hoy su hermana está al borde, con un
Néstor Kirchner pedía la detención de gobernadores con provincias en quiebra. Hoy su hermana está al borde, con un "ahogo financiero". Foto:La Nación 2002

La provincia de Santa Cruz está en una situación límite, sin dinero para pagar aportes, sueldos y ni hablar de paritarias para docentes y estatales, la gobernadora, Alicia Kirchner, hace malabares para mantenerse en el poder mientras la acechan manifestaciones multitudinarias. Mientras tanto, definió la situación de la provincia como "un ahogo financiero". 

La hermana del expresidente Néstor Kirchner atribuyó los graves problemas económicos a "las consecuencias de lo que se vive a nivel nacional" y cuestionó que la Nación promete "determinados apoyos" que "se demoran". La mandataria señaló que "lo básico, lo mínimo, que es pagar salarios se problematiza" ya que la provincia vive "una situación límite por la caída del 10 por ciento de la industria y la parálisis de las obras públicas nacionales".

Kirchner denunció a un grupo opositor "absolutamente obstructivo, que cuestiona, descalifica y no ayuda a avanzar", donde incluyó a uno de los gremios docentes que no acepta la oferta oficial de 10 por ciento de incremento salarial por título, al que acusó de tener "mucha intransigencia" en la discusión. La gobernadora aseguró entender y no molestarse con las movilizaciones constantes contra su gobierno, ya que "indica que hay un pueblo que está peleando por sus derechos" pero necesita a los maestros en las aulas. 

La exministra de Desarrollo Social insinuó que desde el gobierno ponen palos en la rueda, ya que "siente" que a "Jujuy le dieron muchísimo más dinero que a Santa Cruz" y además "los municipios de Cambiemos" en Santa Cruz "recibieron todos los aportes, pocos, pero los recibieron". "Yo no digo que me estén discriminando porque sé que hay otras provincias que tienen problemas. Y si me discriminan, no me lo hacen a mí, se lo hacen a la provincia", agregó Kirchner. 

En 2002, cuando recorría el país con el sueño de ser presidente, su hermano Néstor, declaró en una entrevista al diario La Nación que "las provincias y los municipios que entren en cesación de pagos (...) el gobernador y el intendente deben ir presos". Si bien el distrito patagónico no cayó en la cesación de pagos y una quiebra dolosa, la imposibilidad de pagar sueldos deja a Alicia Kirchner en la cuerda floja. ¿Irá presa, como pedía su hermano hace 15 años?