POLITICA

Schiaretti asumió como gobernador en Córdoba

Por Ariel Bogdanov (*) | En tanto, Mestre tomó juramento como intendente de la Capital. 

PERFIL COMPLETO

Foto:Dyn, Cedoc

Al igual que en el resto del país, la provincia de Córdoba vivió una jornada de intensa actividad política. Juan Schiaretti y Ramón Mestre asumieron como gobernador e intendente de la capital, respectivamente, en actos programados a primera hora de la mañana para que ambos funcionarios puedan tener el tiempo suficiente para estar presentes en la asunción de Mauricio Macri como nuevo presidente en Buenos Aires.

El primero en prestar juramento fue Ramón Mestre quien asumió su segundo mandato como intendente de la ciudad de Córdoba. La ceremonia, que hizo madrugar a más de uno, se realizó a las 7.30 hs. en el CPC de barrio Argüello, en medio de un fuerte operativo de seguridad generado por la protesta del Suoem, el poderoso gremio municipal cordobés, que se opone Ente de Servicios y Obras Públicas creado por Mestre.

En un discurso corto, de apenas seis minutos Mestre enfatizó que "se vienen buenos tiempos para el país, para nuestra provincia y para nuestra ciudad de Córdoba. El cambio ya arrancó”.

Además le “marcó la cancha” al Suoem y se mostró dispuesto a no dar el brazo a torcer con el gremio. “El que ganó las elecciones soy yo, no hay cogobierno", afirmó. A su turno el nuevo viceintendente Felipe Lábaque, representante del PRO en la fórmula remarcó que por la relación con Macri a Córdoba "no le va a faltar nada".

Unas horas más tardes y en la Legislatura provincial, Juan Schiaretti asumió su segundo mandato como gobernador y adelantó que será tolerante con los que piensan distinto y destacó que empieza "una nueva relación" con el Gobierno nacional.

"Quiero ratificar que seré el gobernador de todos los cordobeses, de los que me eligieron y de los que no. Gobernaré siempre sabiendo que no soy el dueño de la verdad, siendo siempre tolerante con lo que piensan distinto, respetando la pluralidad", dijo al comenzar su alocución.

"Siempre respetaré a rajatabla la libertad de prensa, la división de poderes y la independencia del poder judicial, que son pilares del funcionamiento del sistema democrático. Quiero decirles también, que recibo de manos de quien es mi amigo y compañero de ruta, José Manuel De la Sota una provincia ordenada y en marcha hacia el futuro, sin su preocupación por la gente, sin su convicción y tenacidad y sin la defensa que hizo de ella, Córdoba no tendría hoy un camino de progreso y de desarrollo” aseguró.

Tras su jura y discurso en la Legislatura, Schiaretti se desplazó al Centro Cívico (El Panal) para recibir los atributos del mando.

(*) Especial para Perfil.com



Ariel Bogdanov