POLITICA RODEADO DEL PERONISMO TRADICIONAL

Scioli busca captar el voto de la clase media para ganar en primera vuelta

Dio un giro a su discurso con la mira puesta en los votantes que puede disputarle Macri. Los riesgos de un ballottage.

Foto:Pablo Cuarterolo

Convencido de que ya tiene asegurado el voto de los sectores populares que habitualmente acompañan al peronismo y con la resignación del ultrakirchnerista que finalmente encontró en Daniel Scioli la mejor opción, el candidato a presidente del Frente para la Victoria se concentrará ahora en captar el sufragio de la clase media. El objetivo es uno: estirar la diferencia contra su principal contrincante, Mauricio Macri, y entusiasmarse con ganar en primera vuelta, sin tener que atravesar un arriesgado ballottage.

Por ello, el gobernador bonaerense inició ayer una nueva etapa discursiva en la que la arenga partidaria y política será dejada de lado para mostrar propuestas que seduzcan a una clase media que fue en crecimiento y que en el búnker sciolista calculan que llega al 45% de los votantes.

Unidades hospitalarias en todos los distritos del país, una escuela de oficio en cada parque industrial y la ampliación del plan de viviendas Procrear fueron parte de sus anuncios de ayer. “Procrear no solamente se tiene que sostener en la banca pública, sino también en la banca privada para llegar a las 120 mil viviendas por año”, dijo en un encuentro del Instituto Gestar, rodeado de gobernadores, legisladores, intendentes y distintos dirigentes peronistas en su primer acto desde que fue elegido como único candidato del oficialismo. La Cámpora brilló por su ausencia.

En los próximos días hablará de “reemplazar los planes sociales por empleo genuino”, la creación de las policías locales en todos los municipios, y la doble escolarización.

Su compañero de fórmula, Carlos Zannini, también aseguró que ampliarán el plan Procrear y le habló a la clase media “que quiere tener un hogar, los que quieren dejar la moto para tener su auto”. “Tenemos que hablar con los que no piensan como nosotros, es la clave para agrandar esta victoria, convencerlos”, sostuvo el secretario de Legal y Técnica sobre el voto independiente.

“Creo en lo que soy, creo en lo que hice y puedo ayudarlo a Daniel a que en la Argentina se gobierne mejor. Esto es una muestra de unidad en la diversidad, cada uno tiene su verdad, su punto de vista, pero todos sabemos actuar unidos”, dijo Zannini sobre la demostración de fuerza de ayer.

Contra Macri. En el encuentro, hubo críticas al cambio de discurso del candidato a presidente de Cambiemos, Mauricio Macri, quien defendió distintas banderas kirchneristas, como la estatización de Aerolíneas Argentinas, la recuperación de YPF y la Asignación Universal por Hijo. “Pareciera que estamos de moda y nos quieren copiar algunas cosas. Nuestra gente no compra lo falso, no compra las copias. Nuestra gente quiere el original, lo auténtico”, sostuvo el gobernador de San Juan y presidente del Instituto Gestar, José Luis Gioja, quien bromeó al decir que le enviará la Marcha Peronista a Macri.

El gobernador de Jujuy y presidente del PJ, Eduardo Fellner, agregó: “Nosotros no cambiamos los discursos. Decimos siempre lo mismo, pensamos en los que nos necesitan, no necesitamos pintarnos de amarillo”.

También el senador Miguel Angel Pichetto se sumó a las críticas al macrismo: “Hay una gran inconsistencia en el discurso del PRO, me parece que perdió identidad hasta en el espacio de centroderecha”. Zannini cuestionó a Macri por consultar a una “armonizadora budista”.

Boudou, en el escenario. El vicepresidente, Amado Boudou, abandonó el perfil bajo que tenía en esta campaña en la que se convirtió en uno de los pocos funcionarios sin formar parte de una lista de candidatos. Ayer, participó del encuentro en el Instituto Gestar y tuvo su lugar en el escenario. Al subir a las tablas, Daniel Scioli saludó uno por uno a los dirigentes, incluyendo al vicepresidente, cada vez más complicado judicialmente.

Boudou había reaparecido el jueves en Ensenada para apoyar al candidato a intendente, Gastón Harispe. Allí, incluso, ironizó sobre el apoyo de Macri a las políticas kirchneristas. “Los proyectos del kirchnerismo ya son de todo el pueblo, son de la gente y poco a poco va llegando el reconocimiento de todos los sectores, lo cual es algo muy bueno”, sostuvo el funcionario.



Rosario Ayerdi