POLITICA DENUNCIA POR ENRIQUECIMIENTO ILICITO


Scioli llevó pruebas para demostrar que las estancias no le pertenecen

.

Tandil. Scioli visitó las estancias investigadas, pero sus abogados presentaron documentos para demostrar que pertenecen a la firma Garfin, del italiano Garilli.
Tandil. Scioli visitó las estancias investigadas, pero sus abogados presentaron documentos para demostrar que pertenecen a la firma Garfin, del italiano Garilli.
Foto:Cedoc Perfil
La causa en la que se investiga al ex gobernador Daniel Scioli sumó en la última semana varias páginas a su expediente. No sólo por la diputada Elisa Carrió, que ratificó la denuncia por supuesto enriquecimiento ilícito y lavado de dinero, sino también porque la propia defensa de Scioli presentó una batería de escritos para rebatir las acusaciones en su contra.
Parte de la documentación presentada por Scioli tiene que ver con las estancias La Negra, La Morocha y su casco, La Estrella, ubicadas en Tandil y que cuentan con más de 11 mil hectáreas. En la denuncia se pide investigar si en realidad pertenecen a Scioli o a “prestanombres”.
“No figura nuestro defendido ni ningún pariente, apoderado o allegado como conformando el cuerpo asociativo”, afirma la presentación judicial realizada el viernes último por la defensa del ex gobernador.  Y sostiene que la sociedad dueña de los campos es Garfin Agro SA.
Esta sociedad forma parte de Garfin Group, un grupo de capitales europeos que en Argentina se dedica a la producción de trigo, maíz, soja y girasol. Su director es Stefano Garilli, un italiano que también tiene negocios en su país en sectores de finanzas y servicios públicos.
Luego de presentar las actas del directorio de esta sociedad y aclarando que esto ya fue investigado y juzgado el año pasado, la defensa del gobernador detalla: “Todos sus socios y miembros de los órganos de administración son gente de negocios y dedicada a los emprendimientos comerciales, lo que indica que mal pueden ser llamados ‘prestanombres’”.
En la denuncia que presenta la diputada Carrió se detallan notas periodísticas en las que se narraron algunas visitas de Scioli a La Estrella, lugar que el ex gobernador solía visitar cuando tenía actividad en la zona. Como prueba, también presenta notas en distintos portales donde apenas se detallan testimonios como el de “un camionero” (sin dar nombre y apellido) que trabajaba en la región y quien habría asegurado que esas estancias pertenecerían al gobernador.
Pero la de Scioli no fue la única exposición sobre las estancias ya que, de acuerdo a la causa a la que pudo acceder PERFIL, el último viernes también se presentaron en la fiscalía de Alvaro Garganta los abogados de Garfin Agro SA.
“Dichos letrados refirieron que tanto la estancia La Estrella como La Morocha, pertenecen a la Sociedad Garfin Agro SA y que en los días sucesivos iban a realizar formalmente una presentación aclarando dicha situación”, se dejó constancia en el expediente. El fiscal Garganta ya puso fecha y será el próximo 17 de agosto la audiencia para que los representantes legales de la firma Garfin Agro presten declaración testimonial.

Piden que se investigue si se violó el secreto fiscal
La publicación de los movimientos bancarios en el programa La Cornisa conducido por Luis Majul también derivó en una presentación por parte de los abogados de Daniel Scioli por la posible violación del secreto bancario. En este sentido, se pide investigar cómo llegó este material al programa y se apunta a las actuales autoridades del Banco Provincia.
Según el escrito presentado el viernes, la propia defensa no tuvo acceso al CD remitido por el Banco Provincia que no fue entregado por la fiscalía “alegando que deben aún discriminarse los casos en los que estarían vinculados organismos públicos, lo que indica que la tenencia por parte del programa televisivo autoriza a suponer que alguien está brindando extraoficialmente copia de documentación sensible”. Por ello, se solicitó que se cite a prestar declaración testimonial al funcionario a cargo de la tesorería del banco y a Adolfo Bellomo, gerente del área Sector Público de dicha entidad. Desde el banco contestaron a este medio que la institución se limitó a enviar al fiscal la información solicitada y que nada tuvo que ver con su difusión pública.