POLITICA ENCUESTA A UNA SEMANA DE LAS PASO

Scioli se impone a Macri pero la suma de votos de Cambiemos acorta la distancia

El gobernador saca una diferencia de nueve puntos. Pero Macri, que capitalizaría los votos de Sanz y Carrió, quedaría más cerca para la general.

Foto:Cedoc

El escenario de polarización entre Daniel Scioli y Mauricio Macri parece estar manteniéndose sin variaciones, cuando apenas falta una semana para las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias. El gobernador bonaerense sigue liderando los pronósticos aunque sin llegar a cifras que lo den ganador en primera vuelta y evitar así un eventual ballottage.

Sin embargo, la volatilidad del electorado y la falta de definiciones de un porcentaje elevado de personas obliga a tomar los resultados como una foto del momento y no como un anticipo preciso del resultado que mostrarán las urnas el próximo domingo.

Según una nueva encuesta de Ipsos exclusiva para PERFIL, el candidato del Frente para la Victoria ganaría hoy las primarias con el 35,9% de los votos. El frente Cambiemos sumaría 29,1%, con un amplio triunfo de Macri (26,6%) sobre Ernesto Sanz (1,4%) y Elisa Carrió (1,1%). En tercer lugar, la alianza UNA (Una Nueva Alternativa) llega al 22%, incluyendo 15,4% de Sergio Massa y 6,6% de José Manuel de la Sota. Margarita Stolbizer, de Progresistas, queda rezagada con el 3,9%.

El trabajo de la consultora se va actualizando de forma diaria, con un mecanismo que permite hacer un análisis de la evolución que sufre cada candidato (ver aparte). De esta manera, se puede ver altibajos en los guarismos, con variaciones que pueden llegar a ser de dos puntos en apenas 24 horas. Ese sube y baja que termina visualizándose muestra de todos modos que está estable la imagen de polarización entre Scioli y Macri, con mayor paridad si se contabilizan los votos de todos los candidatos de Cambiemos.

Curvas. El trabajo comenzó a realizarse a principios de julio y los primeros resultados fueron muy similares a los que se difunden hoy. En todo el proceso, la fórmula kirchnerista tuvo un techo de 39,2% y un piso de 35,2%. El objetivo del Frente para la Victoria es superar la barrera del 40% y así ilusionarse con mejorar las cifras en octubre y ganar en primera vuelta. Caso contrario, el escenario de ballottage sigue siendo una batalla con final abierto.

En el caso del referente del PRO, el pico máximo fue de 30,6% -unos días después de la primera vuelta porteña en la que Horacio Rodríguez Larreta arrasó por más de 20 puntos-, mientras que el punto más bajo lo tocó esta semana, con 26,5%. En el medio, tuvo altibajos. Así, la brecha entre los dos principales contendientes osciló entre los 5 y los 12 puntos de diferencia. Es un detalle no menor para las aspiraciones del macrismo. El primer escenario los dejaría en una situación ideal, ya que sumando los votos de los aliados quedarían cabeza a cabeza. En cambio, una diferencia mayor a diez puntos generaría una campaña mucho más cuesta arriba para Macri. Los socios radicales de Cambiemos, en este sentido, aspiran a que Sanz -sustentado por la estructura en todo el país- obtenga un caudal de votos superior al que marcan todas las encuestas y que de esa manera la polarización no sea leída como “Scioli versus Macri” sino como “Frente para la Victoria versus Cambiemos”.

Massa, por su parte, no pudo quebrar nunca la tendencia y volver a ser el tercero en discordia. Su curva del último mes lo muestra con un mínimo del 11,3% y un máximo del 15,4%. En el Frente Renovador se ilusionan con que la tendencia de los últimos días se mantenga y no sea una mera pendiente positiva en su sube y baja. Consideran que el ajustado ballottage porteño, sumado al giro discursivo del PRO, lo beneficiaron.

Octubre. Otro problema para Massa es que en un escenario de primera vuelta no estaría logrando retener todos los votos de De la Sota, a diferencia de Macri que sí consolidaría los de Cambiemos. Reducidas las opciones como si fuese la votación de octubre, Scioli ganaría con el 36%, contra 29,5% de Macri, 16,1% de Massa y 4,5% de Stolbizer. Pero para las generales falta; el resultado de las PASO todavía está abierto y nadie quiere dar un paso en falso.



Gabriel Ziblat