POLITICA

Scioli y Rabolini: superaron tragedias pero los separó la derrota

La pareja hizo frente a un incendio, su duro accidente y volvió después de tres años de separación. Pero no soportaron perder el balotaje.

Foto:Cedoc

El amor entre Daniel Scioli y Karina Rabolini pareciera haberlo superado todo: separaciones, incendios, tragedias y campañas políticas. Todo menos la derrota. Es que después de 30 años de relación, la pareja se separó a pocas semanas de que el exgobernador perdiera el primer balotaje presidencial con Mauricio Macri.

Rabolini y Scioli, sin embargo, comenzaron su romance muy alejados de la política. Ella era modelo y él un reconocido deportista. Se casaron a toda pompa en 1985, cuando ella tenía apenas 18 años, y apenas dos años después debieron sortear la primera tragedia que se les puso en el camino.

El 15 de mayo de 1987 Scioli y su esposa estaban en el noveno piso del departamento que habitaban, en la Avenida Callao 2014, cuando se prendió fuego. Debieron escapar de las llamas saltando ocho metros, lo que provocó fracturas en la entonces modelo.

La pareja recordó en distintas ocasiones el hecho como algo traumático pero con un tinte de superación. Pudieron salir vivos de aquel edificio, a diferencia de lo que le ocurrió al encargado, José Abujal, quien murió calcinado al intentar rescatar a su esposa y su hijo que se encontraban rodeados por las llamas.

La tragedia parecía perseguir a Scioli, que en 1989, mientras corría los 1000 km del delta en el Río Paraná, sufrió un grave accidente a la altura de Ramallo que le provocó la pérdida total de su brazo derecho.

El dirigente reconoció que salir de esas situaciones sin el apoyo de su mujer, Karina Rabolini, hubiera sido imposible. Ninguno de los obstáculos que la vida les había impuesto los había separado.  

Al poco tiempo, Scioli regresó a la motonautica, y Karina continuó con su carrera de modelo. Se mantuvieron unidos en un proceso de muchos cambios: ella comenzó su carrera como empresaria y él en el terreno político. En 1997 llegó a la Cámara de Diputados, y parecía crecer como político pero, evidentemente, se contrapuso con su vida amorosa.

En 1998 la pareja decidió poner distancia y se divorciaron. Ella "se exilió" en Ginebra, Milán y Mónaco hasta que decidió reiniciar su vida familiar con su exmarido en el 2001. "Quiero volver con Karina", le confesó Scioli a sus amigos en 2001, cuando ostentaba una banca en la Cámara de Diputados. El motonauta la invitó a un paseo en Yate. Ella volvió al país, mantuvo su apellido de soltera y eligió un perfil bajo.

Cuando Scioli fue electo como vicepresidente, en 2003, Rabolini se enamoró de escoltarlo a nivel político. Con el tiempo, la modelo se hizo una profesional en el arte de la "política consorte". Después de acomopañarlo como "segunda dama" a nivel nacional, la modelo fue designada como presidenta de la Fundación Banco Provincia cuando Scioli se coronó como gobernador bonaerense.

Aunque en distintos momentos abundaban rumores de separación, la pareja siempre se mostró junta. El vínculo entre ellos era tan particular que los jefes de campaña de Scioli 2015 desdoblaban sus actividades gracias a la modelo: mientras él recorría el sur del país, ella estaba en el norte. La presencia de ella, era un compromiso por parte del dirigente.

Sin embargo, la pareja que superó de todo, no pudo afrontar la derrota. "Perder la elección fue peor que perder el brazo", dijo él dos semanas después del balotaje que coronó a Mauricio Macri como presidente. Al parecer, el motonauta perdió mucho más que un escrutinio.

 

 

 



Redacción de Perfil.com