POLITICA TRIUNVIRATO ELECTORAL

Scioli, Zannini y Cristina se reparten los papeles de la campaña oficialista

En el sciolismo creen que los actos de Cristina Kirchner junto a la fórmula presidencial les “facilitarían el camino al triunfo”.

Foto:Cedoc Perfil

Daniel Scioli baja del avión presidencial Tango 01 y siente por primera vez el calor de la militancia kirchnerista como propio. Aunque acompaña a Néstor y Cristina Kirchner desde el inicio –hace ya 12 años–, recién en estos últimos diez días el candidato a presidente del oficialismo disfrutó de una armonía que nunca antes había experimentado.

“La gente explota de euforia cuando nos ve juntos”, escucharon decir al gobernador bonaerense después de cada acto que compartió con Cristina Kirchner y Carlos Zannini, su compañero de fórmula. El candidato asegura que la imagen que dejan es de “alivio y previsibilidad” y que el votante está tranquilo porque ahora entiende que es un continuador.

Dos encuentros a solas, varias horas de vuelo y tres actos forman parte de la expedición a la que se lanzaron hace apenas diez días Scioli y Zannini. Un raid al que el ex motonauta está acostumbrado, pero que ahora se suman su compañero de fórmula y la Presidenta.

Este ritmo acelerado se repetirá en una campaña electoral que en la formalidad recién se inicia el 10 de julio. Scioli, Zannini y Cristina Kirchner se mostrarán juntos, aunque sea una vez por semana. Ya están programadas visitas conjuntas a Córdoba, Chubut y Tucumán.

En la provincia de Buenos Aires, compartirán la inauguración de obras públicas como la repavimentación de la Ruta 6 y Camino del Buen Ayre, la presentación del Puerto de La Plata y la obra del arroyo El Gato para evitar nuevas inundaciones en La Plata.

“Ella quiere ganar”, repiten en el entorno del gobernador sobre la alta exposición que la mandataria tendrá en esta contienda. “Nos miramos y nos entendemos”, dice Scioli al reflexionar ante sus más íntimos sobre la decisión de la Presidenta de mantenerlo como único postulante del Frente para la Victoria.

En el sciolismo creen que los actos de Cristina Kirchner junto a la fórmula presidencial les “facilitarían el camino al triunfo” pero que sirven como gesto interno para, sobre todo, algunos ultrakirchneristas que aún pueden resistir la figura de Scioli.

El gobernador bonaerense mantiene su agenda e invita a Zannini a cada acto electoral, pero tendrán algunos eventos por separado. El secretario de Legal y Técnica y hombre de máxima confianza de la Presidenta tiene acordadas algunas visitas a encuentros militantes a los que llegará sin el ex motonauta y en donde mostrará un discurso duro.

El candidato a vicepresidente se sumó a la campaña de Scioli sin asesores ni hombres propios. Quienes rodean al gobernador dicen ver cómodo a Zannini y aún sin intervenciones en la estrategia sciolista.

En estos diez días en los que los tres dirigentes compartieron la campaña, el gobernador siente que hubo un trío que se mostró unido, con confianza y dispuestos a ganar la elección.

En abril, cuando ni siquiera el propio gobernador imaginaba convertirse en candidato único de la Casa Rosada, y con el objetivo de captar votos de militantes oficialistas, Scioli le imprimió a su campaña una estética kirchnerista. En aquel entonces, el tono naranja pasó a segundo plano y se instaló el eslogan “Scioli para la Victoria”, el que ahora cambió por “Scioli-Zannini para la Victoria”. Sin intervención de la Presidenta ni del candidato a vicepresidente en la contienda, este lema creado por el publicista Ernesto Savaglio continuará siendo el eje principal de la pelea electoral. Además del naranja, también dejaron que Scioli mantuviera algunos símbolos que hacen a su idiosincrasia, como la música de Ricardo Montaner Yo creo, que suena de manera acústica en los spots que ya recorren las redes sociales.

Los cortos televisivos que se verán en los medios una vez iniciada la campaña tampoco traerán grandes sorpresas, ya que se utilizarían los mismos (hay planificado difundir sólo uno nuevo) que ya lanzó en las redes sociales antes de conocerse que Zannini sería su compañero de fórmula. La única modificación que se hizo es la incorporación de una placa con el nombre del compañero de fórmula y se agregará la lista por la que competirán. En estos días intensos, el gobernador no deja ninguna actividad de lado. Jugó al fútbol con Villa La Ñata y protestó contra el director técnico de su equipo por no ponerlo más tiempo en la cancha. A diferencia de en la política, Scioli amenaza: “En política soy leal y sigo en el mismo camino, pero cuidado que no me vaya a otro club del cual ya tengo ofertas”. Además, ayer por la mañana, antes de viajar a Mar del Plata, pasó por la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) para rendir su sexto final (le quedan tres) de la Licenciatura en Comercialización.



Rosario Ayerdi