POLITICA NUEVA CAUSA

Se abre otro frente judicial por lavado contra Báez y los Kirchner

Por Emilia Delfino | Es por supuesto lavado de dinero a través de la ocupación de habitaciones vacías en los hoteles de la familia presidencial.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

La familia presidencial y el empresario Lázaro Báez tienen otro frente judicial por supuesto lavado de dinero.

El juez federal Sergio Torres y el fiscal federal Carlos Rívolo quedaron a cargo de una causa remitida por el juez en lo Penal Tributario Javier López Biscayart en la que el magistrado dejó asentadas sus sospechas de una supuesta maniobra de lavado montada por Báez a través de la ocupación de habitaciones vacías en los hoteles de los Kirchner.

El juez Biscayart decidió sobreseer a Báez por evasión basándose en un informe de la AFIP, pero remitió la causa a los tribunales penales, alegando que la maniobra de ocupar habitaciones vacías podía constituir lavado y no evasión. El expediente fue sorteado y quedó a cargo del juez Torres y el fiscal Rívolo. La causa está íntimamente relacionada con el expediente que instruye el juez Claudio Bonadio sobre Hotesur SA, la empresa dueña de los hoteles de los Kirchner. El magistrado también investiga una supuesta maniobra de lavado e irregularidades administrativas en la empresa presidencial.

El juez Torres podría enviar la causa a su colega Bonadio o encarar un nuevo expediente por supuesto lavado. Sería otro frente para la familia de la Presidenta, pero esta vez en manos de un juez que no es considerado enemigo del Gobierno, como ahora es Bonadio.

Una investigación de La Nación reveló la maniobra que originó esta causa a fines de 2013. Allí se explicó que entre 2010 y 2011 Báez pagó al matrimonio Kirchner más de $ 14,5 millones por habitaciones para supuestos empleados de siete de sus empresas. Las habitaciones estaban desocupadas. Elisa Carrió y Fernando Sánchez, de la Coalición Cívica, denunciaron a Báez por supuesta evasión de impuestos.

En las últimas semanas, un informe de la AFIP estableció que no hubo delito de evasión, ya que el empresario pagó los impuestos. Por el contrario, el juez Biscayart advirtió que la maniobra apuntaría a blanquear dinero que Báez debía entregar a la familia Kirchner de alguna forma y lo hizo alquilando habitaciones de sus hoteles. Además, una de las empresas de Báez, Valle Mitre, era la que gerenciaba los hoteles de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Estaba de los dos lados del mostrador. Y de la supuesta maniobra.

La gerenciadora de Báez fue luego desplazada y sustituida por Idea SA, en la que figura el ex gobernador de Santa Cruz y socio de máximo kirchner, Carlos Sancho.



Emilia Delfino