POLITICA POR UN ESCRACHE EN 2009

Se conocerá mañana la sentencia del primer juicio contra la dirigente

.

Juicio. El jueves, Milagro Sala tuvo que ir a declarar.
Juicio. El jueves, Milagro Sala tuvo que ir a declarar. Foto:Prensa Tupac Amaru
Desde Jujuy
El juicio oral a Milagro Sala se reanudó el lunes y terminará el miércoles, con los alegatos y la sentencia. Las primeras dos jornadas serán para que expongan los testigos. En este proceso se investiga si fue ella la organizadora de un escrache violento que hubo contra el entonces senador Gerardo Morales y el titular de la AGN, Leandro Despouy, durante un evento en la capital jujeña.

Morales y Despouy exponían sobre irregularidades en la transferencia de fondos a las cooperativas en la provincia, cuando un grupo de manifestantes arrojaron huevos contra ellos. Ocurrió en 2009. El actual gobernador presentó una denuncia penal que terminó en juicio oral cuando él asumió su cargo al frente de Jujuy.

La defensa de Sala sostiene que no había nadie de la organización Tupac Amaru en ese escrache y que tampoco estaba la dirigente social; por lo tanto, considera que no debe ser condenada como autora intelectual.

La semana que viene también arranca el juicio contravencional por el acampe, la causa original de la detención de Sala, que se realizó en la plaza principal de la capital provincial entre diciembre y enero.

“Ese acampe lo hicieron 17 organizaciones sociales y sólo se lleva a juicio a la Tupac y a Milagro Sala
. Esto demuestra la voluntad de cercenar y la persecución política. El juez contravencional es un funcionario administrativo designado por Gerardo Morales”, advirtieron fuentes de la organización en diálogo con PERFIL.

Sala, en su primera audiencia por el escrache, acusó a Morales de perseguirla por ser “negra, coya y peronista”. El gobernador rechazó las acusaciones y dijo que él no la persigue.

La dirigente social está detenida con prisión preventiva en una causa en la que se investiga la desaparición de $ 29 millones destinados a viviendas, que nunca se hicieron. La Justicia considera que Sala puede poner en peligro la investigación si es puesta en libertad, por denuncias previas de amenazas a testigos. Además, la líder de la Tupac enfrenta otra causa por un cobro por 1.800 viviendas que nunca se hicieron. En ésa, está imputado el ex gobernador Eduardo Fellner y fue denunciado el ex ministro de Planificación Julio De Vido, junto a su mano derecha, José López, también preso.