POLITICA ELECCIONES 2017

Se polarizó el debate

Los cruces entre Cambiemos y el kirchnerismo opacaron al resto de los candidatos que intentaron, sin éxito, robar un poco de atención. Las polémicas declaraciones de Carrió sobre Santiago Maldonado.

Elisa Carrió (Vamos Juntos), Marcelo Ramal (FIT), Daniel Filmus (Unidad Ciudadana), Martín Lousteau (Evolución) y Matías Tombolini (1País), los candidatos a diputados nacionales por la Capital Federal
Elisa Carrió (Vamos Juntos), Marcelo Ramal (FIT), Daniel Filmus (Unidad Ciudadana), Martín Lousteau (Evolución) y Matías Tombolini (1País), los candidatos a diputados nacionales por la Capital Federal Foto:Télam

Cada cual fiel a su juego, como en cada debate. Siguiendo sus libretos, los candidatos porteños dejaron en evidencia que la polarización sigue siendo eje de la discusión política. Mientras Elisa Carrió y Daniel Filmus repetían la misma lógica de siempre de cruces entre Cambiemos y el kirchnerismo, Martín Lousteau, Marcelo Ramal y Matías Tombolini intentaban romper con la grieta pegando a diestra y siniestra.

El primer bloque marcó la tendencia. Sin minutos libres para debatir sino con preguntas individualizadas, fue Carrió la primera y apuntó contra Filmus. Enseguida después, el candidato de Unidad Porteña devolvió gentilezas.

Los otros tres candidatos aprovecharon sus momentos para intentar sacarse diferencias. Lousteau y Tombolini pegándole un poco más fuerte al kirchnerismo que al macrismo, y Ramal practicando el tradicional juego diferenciador de la izquierda.

En el marco de una elección con un resultado cantado (Carrió ya llegó al 50% en las PASO), la mirada pareció puesta en las diferencias que se podían sacar Tombolini y Lousteau por un lado y Filmus y Ramal por el otro. Hasta lo reconocieron los propios candidatos al final. “Lilita ya ganó”, dijo Lousteau. “Carrió va a sacar la mitad de los votos”, coincidió Tombolini.

Detrás de las cámaras, los equipos de cada candidato lanzaban tibios aplausos y sobre el final ya mostraban signos de aburrimiento. Ahí estaban, entre otros, Horacio Rodríguez Larreta, Diego Santilli, Maxi Ferraro, Paula Oliveto y Mariana Zuvic, con Carrió; Mariano Recalde, Carlos Heller, Gisela Marziotta y Eduardo Valdés, con Filmus; Debora Pérez Volpin, Roy Cortina, Emiliano Yacobitti y Carla Carrizo, con Lousteau (al final llegó su mujer, Carla Peterson); Néstor Pitrola, Myriam Bregman, Gabriel Solano y Romina Plá, con Ramal; y Victoria Donda, Marco Lavagna, Sergio Abrevaya y Mirta Tundis, con Tombolini.

Pocos momentos encendieron murmullos en esa tribuna. Al comenzar hubo risas, luego de que Carrió presentara a Andy Freire (primero en la lista de legisladores) como “Andy García”. No se refería al actor de Hollywood, sino que se mezcló con Alejandro García, sexto en la lista de diputados. También provocó risas cuando confesó que no sabía qué preguntarle a Tombolini. 

Al final, hubo indignación en el grupo del FIT, también con Carrió como protagonista. Fue cuando se refirió al caso Maldonado y luego de decir que esperaba que apareciera con vida deslizó que había “un 20% de posibilidades de que esté en Chile”.

Al final todos se fueron tranquilos, sabiendo que lo importante en los debates es no cometer traspiés. Y como de costumbre, todos se vieron ganadores.