POLITICA NOMBRAMIENTOS Y COGOBIERNO

Secretos detrás del acuerdo entre Macri y Massa

Desde Suiza, donde compartieron la visita al Foro de Davos, el Presidente dijo que el diputado “tiene serias posibilidades de conducir el peronismo” y profundizó así el entendimiento con el líder del Frente Renovador.

Foto:Cedoc

“¿Cómo anda el macrimassismo?”, fue la frase que le disparó un diputado nacional del Frente para la Victoria a uno de los hombres de máxima confianza de Sergio Massa cuando le sonó el teléfono. La ironía alude al entendimiento del líder del Frente Renovador con Mauricio Macri, de quien meses atrás fue su competidor en la carrera presidencial.

La sintonía -que quedará inmortalizada en las sonrisas de las fotografias de su viaje a Davos- es cada vez mayor. En el massismo creen que no es momento de ir en contra de un gobierno que recién asume y mantiene la imagen positiva alta, pero algunos reconocen que esta “fiesta” puede costarle caro.

“Está bueno tomar y pasarla bárbaro en la fiesta, pero después hay que bancarse la resaca”, admite un dirigente del espacio que prefiere mantener una posición crítica contra el macrismo, molesto por que su líder no se pronunció en temas sensibles como la represión trabajadores de La Plata por parte de la administración de Cambiemos y la policía bonaerense de María Eugenia Vidal.

El propio Massa presumía en los primeros días de su “co-gobierno” con la mandataria de la Provincia. El vínculo entre Vidal y el tigrense es incluso más fuerte que con el del Presidente. Chats y varios encuentros consolidaron el vínculo que dio su primer muestra con la presidencia de la Cámara de Diputados para el diputado del Frente Renovador, Jorge Sarghini. “No necesitamos cargos”, repetía el tigrense en la campaña. Sin embargo, en la negociación por la aprobación del presupuesto consiguió que sus hombres, Mario Meoni y Daniel Arroyo ocupen el directorio del Banco Provincia. El puesto de Sarghini molestó incluso al peronismo que acompaña al PRO desde tiempo atrás. Sucede que la legislatura bonaerense maneja una caja de cerca de $ 3000 millones.
De su equipo, Adrián Pérez y Ricardo Delgado llegaron al gobierno nacional, mientras que Santiago Cantón fue nombrado por Vidal como secretario de Derechos Humanos de la Provincia.

Sin embargo, en Davos Macri y Massa acordaron mostrar al líder del Frente Renovador como un dirigente opositor. “Massa tiene serias posibilidades de conducir el peronismo”, dijo el Presidente y encendió la polémica. Es que al tigrense le llegaron algunos mensajes en los que le informaban que en Buenos Aires la “oposición seria” ya se veía como una “alianza”. Por eso comenzará a mostrar algunos gestos opositores. Sus legisladores e intendentes en la provincia de Buenos Aires reclamarán por la coparticipación o la actualización del fondo del Conurbano para que llegue más dinero a los municipios. El senador bonaerense, Sebastián Galmarini le pidió al gobierno que evalúe la actualización de los recursos de lo que fue el Fondo del Conurbano. No descartan judicializar la medida.

 

Críticas de Scioli y Gioja

A más de diez mil kilómetros, Mauricio Macri se metió en la interna peronista para asegurar que Sergio Massa podría ser el próximo líder del PJ. Provocó la inmediata reacción de los dirigentes opositores. El primer en cruzarlo fue el ex gobernador, Daniel Scioli. “El PJ es un partido democrático al que el gobierno no le tiene que imponer quien lo lidere. Salvo que quiera hacer un DNU”, sostuvo el ex candidato. “Que se dedique a gobernar. Es como que Marcelo Gallardo (River) quiera armarle el equipo a Rodolfo Arruabarrena (Boca)”, disparó el ex gobernador de San Juan, José Luis Gioja.



Rosario Ayerdi