POLITICA ES SUPERINTENDENTE DE SEGUROS

Secuestro, golpes y robo a funcionario: "Sabían todo, su nombre y su cargo"

Edgardo Podjarny estuvo tres horas retenido. Está internado con politraumatismos. El funcionario dijo que lo reconocieron.

Edgardo Podjarny
Edgardo Podjarny Foto:Cedoc
El superintendente de Seguros de la Nación Edgardo Podjarny fue secuestrado durante tres horas: lo golpearon, le robaron dinero y pertenencias de su casa. El vicesuperintendente de Seguros aseguró que "sabían todo de Podjarny".

El funcionario ahora se encuentra internado en la Clínica Bazterrica, aunque el parte médico revela que está "estable y con evolución favorable", según confirmó TN.

La Justicia ahora investiga las cámaras de seguridad del estacionamiento donde el superintendente fue secuestrado, además de las cámaras de su departamento en Palermo, donde luego fueron los secuestradores y redujeron a la familia para llevarse objetos personales.

Guillermo Bolado, vicesuperintendente de Seguros, aseguró a TN que "sabían todo, sus horarios, su nombre, su cargo" y que "uno de los criminales le confesó mientras lo vigilaba a Podjarny que habían intentado hacer el secuestro el día anterior pero no pudieron porque estaba acompañado por mí y otra persona más".

El funcionario llegó a la Clínica con un shock psicológico y varios politraumatismos, pero el parte ya lo muestra estable.

Los ladrones se llevaron 1000 pesos que tenía a mano Podjarny, su auto Ford Mondeo y se dirigieron a la casa de Palermo. 

El secuestro se dio a las 20.30 de ayer, en el garaje donde deja habitualmente su auto. El funcionario fue abordado por al menos tres delincuentes cuando estaba por sacar su auto del garaje de su trabajo, donde lo secuestraron tres horas. Le sacaron las llaves de su departamento y otro grupo de la banda entró mientas estaban su mujer, su hija de 22 y su hijo de 17. Revolvieron todo y se llevaron el registro de las cámaras de seguridad. Algunas versiones indican que buscaban papeles.

Otras versiones hablan de un posible mensaje mafioso a la gestión de Podjarny. "Fueron tres largas horas en las que lo golpearon bastante", dijo Bolado, quien explicó que todo terminó a las 23.30, cuando lo liberaron y Podjarny lo llamó a él para que lo fuera a rescatar al garaje, ya que se había quedado sin auto.