POLITICA APERTURA DE SESIONES ORDINARIAS

Macri en el Congreso: "No escuchen a los que no hacen autocrítica"

El Presidente inauguró el 135ª período de sesiones ordinarias ante la Asamblea Legislativa.

Mauricio Macri
Mauricio Macri Foto:Presidencia

Este miércoles el presidente Mauricio Macri inaugura el 135º período de sesiones ordinarias en el Congreso de la Nación. La selección de temas y la redacción del discurso que realiza estuvo supervisada por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el filósofo Alejandro Rozitchner y el escritor Hernán Iglesias Illia

"Espero que este año las relaciones del Poder Ejecutivo con el Congreso podamos repetir mucho", precisó el mandatario. "Tuvimos que poner el hombro pero estamos sentando cambios. Hay que acabar con el enfrentamiento que nos ha estancado y dar paso a una cultura del diálogo", manifestó Macri. "No asumimos la presidencia para que nos hagan un monumento", indicó.

"Mi principal preocupación es reducir la pobreza. Espero que mi Gobierno se evalúe por el éxito que tengamos en este objetivo", manifestó el jefe de Estado. "Recibimos un país donde 1 de cada 3 argentinos está en la pobreza, es una cifra real que dio el INDEC. Es mucho más que un número, son personas, que mientras estamos en este recinto esperan soluciones concretas", explicó en relación a las metas de su gestión.

"Más de un millón y medio de chicos empezaron a recibir asignaciones familiares o por hijo, y no esperamos que vengan a la oficina del ANSES, fuimos a buscar a todos los chicos que no tenían ni DNI", argumentó. "Implementamos operativos en los barrios más vulnerables."Ya identificamos las zonas más críticas, este año vamos a mejorar la situación", acotó.

Educación. "Las universidades públicas tienen un rol fundamental por eso aumentamos su presupuesto", manifestó Macri. "Los docentes tienen un papel clave, tenemos que apoyarlos en su tarea. Para cuidar a los docentes hay que agravar las penas para aquellos que los agreden", sentenció. "No creo que a (Roberto) Baradel necesite que nadie lo cuide", ironizó el presidente.

Violencia de género. "Tenemos que terminar con los patrones culturales que naturalizan la agresión a la mujer", reconoció el mandatario en su discurso. 

Economía. "En 2017 la economía va a crecer, estamos trabajando en cuestiones de fondo. Debemos crear un contexto de confianza. La inflación es tóxica, destruye el salario de los trabajadores y dificulta ahorrar. Los gobiernos anteriores la quisieron esconder, nosotros la enfrentamos y hoy está en un claro camino descendente", argumentó. "El Banco Central se fijó un objetivo para el 2019 del menos del 5%. La experiencia muestra que los países que bajaron su inflación, crecieron mucho más al conseguirlo", añadió. 

"Corregimos el mínimo no imponible de Ganancias sin caer en el populismo irresponsable", declaró. "Un claro ejemplo de que la confianza aumenta es el éxito del sinceramiento fiscal", subrayó. "Ya se empiezan a recibir las primeras inversiones", recalcó Macri.

Transporte. "Las obras generan trabajo y ponen en marcha el país, en 4 años esperamos construir 2.800 kilómetros de autopista. Ya hay 1.100 en construcción", enfatizó. "Estamos modernizando los aeropuertos para mejorar la seguridad", añadió. 

Energía. "Empezamos a normalizar el sistema energético, después de una década de corrupción y despilfarro", contó. "Hoy casi 4 millones de usuarios recibe tarifa social, eso es casi 1 de cada 3 hogares".

Cambio climático. "Declaramos el 2017 como el año de las energías renovables", dijo el Presidente. "Reabrimos la escuela de guardaparques nacionales y avanzamos en la creación de áreas protegidas", agregó. "Ratifico nuestro compromiso de duplicar las áreas naturales protegidas", manifestó.

Inseguridad. "Empezamos por reconstruir las estadísticas. No teníamos estadísticas oficiales desde 2008. En Rosario redujimos un 20% la tasa de homicidios un 30% los robos calificados. Lo mismo hicimos en Buenos Aires. Para que los argentinos puedan vivir más tranquilos debemos trabajar en equipo. Debemos dar un debate serio sobre el sistema penal juvenil", argumentó.

Narcotráfico. "Este combate nos obliga atrabajar en distintos campos, incluyendo la protección de nuestras fronteras. Por eso declaramos la emergencia nacional en materia de adicciones. Estamos trabajando en los puntos más complejos de nuestras fronteras", sostuvo Macri. 

Justicia. "Creemos en una justicia independiente que de respuesta rápida a la gente. Estamos avanzando en el plan justicia 2020", planteó. "Necesitamos avances, a más de dos años de su muerte queremos saber qué pasó con el fiscal (Alberto) Nisman y con su denuncia", ejemplificó.  "Esta es una de las tantas heridas que tenemos que empezar a curar", sentenció.

Tecnópolis. "Lo mantuvimos y lo llevamos a varias provincias. Lo nutrimos de contenido pluralista", indicó el mandatario.

Obra pública. "La corrupción es un mal que envicia a lo político, detrás de la corrupción hay argentinos sin cloacas y tragedias que se pudieron haber evitado, como la de Once. Hoy la obra pública dejó de ser un sinónimo de corrupción", enfatizó el jefe de Estado. "La corrupción se combate con transparencia e integridad", remarcó. 

"Quiero que todo sea transparente y abierto y que nadie dude de las decisiones que tome. Hasta hace poco tiempo el Estado manipulaba las estadísticas", admitió.

"Vemos el siglo XXI y al mundo como una fuente de oportunidades y no como una amenaza", auguró el mandatario.

"El año que viene la Argentina será sede del G20, uno de los foros más importantes del mundo", anticipó. "Argentina es cada ves más un actor protagónico en la región y en el mundo y empieza a ser reconocido por sus aciertos y virtudes y nos por sus defectos".

"Por primera vez en años hay un Gobierno que quiere cuidar a los argentinos, a aquellos que están preocupados por la inseguridad y no disfrutan de los afectos. Los momentos más importantes están vinculados con los afectos. Es imposible tomar contacto con las emociones si no podemos pagar las cuentas a fin de mes o no podemos poner comida en nuestras mesas, por eso estoy contento de que hace 15 meses estemos en la dirección se ese país que queremos construir, pero para eso tenemos que convencernos de que somos la generación que vino a cambiar la historia", explicó Macri.

"Las palabras que más me quedaron: 'no aflojes Mauricio'. Yo les digo hoy no aflojemos, ratifiquemos el cambio. Nos necesitamos todos, porque esta decisión que hemos tomado del cambio no es cuestión de un líder, un gobierno o una coalisión, es algo que se radica en el corazón de todos los argentinos por la convicción que tenemos por ese cambio, por eso hoy les digo: 'La Argentina se está poniendo de pie, más que nucna tenemos que confiar en nuestra capacidad de hacer, en el entusiasmo de hacer'", concluyó.