POLITICA ELECCIONES 2017

Vidal, sobre su relación con los intendentes peronistas: "Ya no me llaman Heidi"

La gobernadora bonaerense habló de las elecciones legislativas de este año y de su relación con los barones del Conurbano.

Maria Eugenia Vidal
Maria Eugenia Vidal Foto:Dyn
La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal fue la gran sorpresa de los comicios del 2015 cuando se convirtió en la sucesora de Daniel Scioli. En ese momento su imagen tierna la ayudó a imponerse frente al resto de candidatos y le valió el apodo de "Heidi". Ahora se puso al hombro las elecciones legislativas de este año al ser la funcionaria macrista con mejor imagen. 

Vidal destacó la importancia de las elecciones y aseguró: "Le vamos a pedir el voto a la gente porque para nosotros es la posibilidad de profundizar el cambio que le propusimos y tener el respaldo político para dar muchas más peleas". "Estoy segura que si queremos que la gente valide nuestro proyecto con su voto, lo que tenemos que hacer es gobernar", sentenció en una entrevista a Radio Nacional.

"Cuando uno gobierna, el mejor candidato es la gestión, los resultados y la coherencia", resumió. Sobre lo que ocurre dentro de las filas de coalición explicó que "no es el momento de definir candidaturas para Cambiemos". Y agregó: "Creo que va a haber un debate dentro de Cambiemos porque yo no creo en el esquema en el que alguien bendice a un candidato".

En ese sentido, no quiso ahondar en el futuro político de la diputada Elisa Carrió: "A Carrió la quiero. Tenemos una gran relación con Lilita y nos valoramos mucho, pero coincidimos que todavía no es momento de definir candidaturas". 

Por otro lado, resaltó su gestión al frente de la provincia de Buenos Aires: "No hemos dejado una sola irregularidad sin denunciarla. En todos los ámbitos de gobierno hemos hecho denuncias penales, pero no hicimos de la denuncia nuestro eje de gestión. Sobre corrupción, hice todas las denuncias que tenía que hacer", remarcó.

También expuso que cruzó a todos aquellos que "decían que no íbamos a poder enfrentar a la mafia de la policía, ni pactar con los intendentes del Conurbano, ni ponernos de acuerdo con los docentes, pero acá estamos, un año después trabajando en conjunto con todos los sectores".

Sobre su relación con los intendentes peronistas de la provincia, Vidal se refirió al apodo que le quedó tras la campaña del 2015: "Ya no me llaman Heidi. Hubo una renovación importante de intendentes en esta elección también en el Frente para la Victoria y ya no quedan tantos barones del Conurbano". Y concluyó: "Construimos con los intendentes peronistas una buena relación. Con algunos tenemos más afinidad que con otros. Ellos también necesitan trabajar con el gobierno provincial".