POLITICA CASO SANTIAGO MALDONADO

Sergio Maldonado apuntó al juez: “Otranto fue en contra de la investigación”

El hermano de Santiago volvió a insistir con que se aparte al magistrado que investiga la desaparición del artesano, cuyo paradero se desconoce desde el 1 de agosto.

Sergio Maldonado apuntó al juez Otranto.
Sergio Maldonado apuntó al juez Otranto. Foto:Cedoc

Santiago Maldonado fue visto por última vez el 1 de agosto, cuando Gendarmería Nacional desalojó un corte de la Ruta Nacional 40 en la localidad de Chushamen, Chubut. A 47 días de la última vez que fue visto con vida -y mientras crecen las sospechas sobre la fuerza de seguridad como responsable de su desaparición- su hermano, Sergio Maldonado, volvió a solicitar la remoción del juez a cargo de la causa, Guido Otranto

Cómo va a seguir sosteniendo que mi hermano se ahogó en el río, cuando Prefectura en el quinto día dijo que era imposible porque era un río (el Chubut) bajo y sin correntada”, sostuvo el familiar. El magistrado generó polémica este domingo cuando especuló con que el artesano de 28 años "podría haberse ahogado" en el río Chubut.

Durante una entrevista con C5N, Sergio Maldonado volvió a insistir que el caso de su hermano es una “desaparición forzada” y sostuvo que “pasaron 47 días y todo lo que hizo Otranto fue en contra de la investigación”. 

El juez no está haciendo nada desde el principio, hizo todo mal desde el principio. Nosotros venimos esperando para revertir las cosas, pero todo sigue igual”, vaticinó sobre el caso, y luego agregó: “Lo que falta es que ahora acusen a los mapuches por el crimen”.  Además, sostuvo que “el juez se ofendió ante una pregunta de la abogada de la familia sobre dónde lo podría haber llevado Gendarmería si lo detuvieron” debido a que nunca investigaron esa hipótesis. 

“Cuando yo me refiero a Gendarmería no digo que esté toda la fuerza involucrada, pero a mí no me hagan creer que son dos o tres los que están involucrados”, vaticinó el hermano del joven artesano. Ante la desesperación, comentó que tiene “una esperanza mínima de que Santiago esté vivo” y sostuvo que su familia “la está pasando muy mal” desde el 1 de agosto pasado.