POLITICA

Siete años después, ¿qué pasó con los obradores de Sueños Compartidos?

Tras el escándalo Schoklender, los extrabajadores están abandonados y siguen negociando el pago de sueldos atrasados e indemnizaciones.

PERFIL COMPLETO

Foto:Télam

El 10 de octubre de 2006, Jorge Telerman, en aquel entonces Jefe de Gobierno porteño, entregó 1.900.000 pesos para un plan de capacitación de construcción de viviendas en Ciudad Oculta a la Fundación Madres de Plaza de Mayo. Así nació el Programa Sueños Compartidos. Siete años después de su nacimiento, sus obradores están parados. El 25 de mayo del 2011, estalló el escándalo en la Fundación, luego de la escandalosa salida de su ex apoderado Sergio Schoklender. Fue el comienzo del fin.

Tras la prueba piloto, del gobierno de Telerman y las gestiones de los Ministros de la ciudad, Gabriela Cerruti y Juan Pablo Schiavi, Sueños Compartidos se expandió por las provincias del Chaco, Misiones, Salta, Río Negro, Santa Fe, Santiago del Estero y tres municipios del conurbano bonaerense. Todos los distritos eran elegidos por los vínculos políticos de las intendencias y provincias con el gobierno nacional y el visto bueno de Hebe de Bonafini. Rosario fue la excepción. Allí se incursionó en la construcción de viviendas en un barrio toba gracias al vínculo entre Sergio Schoklender y el empresario Néstor Rozín. El moderno método constructivo, la inclusión social, la construcción más rápida y eficaz y la participación de un organismo de derechos humanos, sintetizaban el supuesto éxito del modelo nacional y popular de los gobiernos kirchneristas.

Pero a comienzos de septiembre del 2013, los obradores están abandonados. En Capital Federal, un grupo de ex trabajadores de Sueños Compartidos aún están negociando el pago de sueldos atrasados y las indemnizaciones correspondientes. Es el caso de Luis Aranda quien se enfrentó, en persona, a Bonafini en Plaza de Mayo en junio del 2011. Aquella tarde, la Madre le dijo que le fuera a reclamar “a los Schoklender”.

El 2 de abril pasado, en medio de las inundaciones, los obradores de Castañares y Los Piletones permanecieron tomados por los vecinos durante varias horas. Actualmente, solo está trabajando personal de seguridad que custodia los predios para evitar saqueos de los materiales. Rubén “Pocho” Brizuela, el custodio personal de Bonafini y Schoklender, hombre fuerte de Villa 15, está al frente de un plan de reparación de veredas junto con la Cooperativa de Trabajo Barrio Nuevo.

Según los vecinos de Ciudad Oculta, el emprendimiento estaría vinculado a gente del Ministerio de Planificación Federal de la Nación. Otro de los dirigentes que pasó sin pena ni gloria por Sueños Compartidos fue Emilio Pérsico, líder del Movimiento Evita quien intentó relanzar la construcción de viviendas, durante el 2012. En aquel entonces, Emilio Pérsico, pensó en mudarse a la zona para controlar de cerca de los punteros locales. Finalmente, desistió. El líder del Movimiento Evita quería convencer a los trabajadores de mantener sus empleos por 1200 pesos por mes. “Lo sacaron cagando entre los vecinos y los punteros y no apareció más”, recuerda un dirigente que ofició de nexo entre Brizuela y Pérsico.

En Almirante Brown, el ex apoderado Sergio Schoklender no puede creer que las viviendas hayan sido entregadas a los adjudicatarios sin las correspondientes instalaciones de gas ni el tendido cloacal. La pregunta que se hacen los ex trabajadores es, dónde fue a parar el dinero. El intendente Darío Giustozzi fue el primer dirigente que no esperó la decisión política del gobierno nacional y continuó con el programa por su cuenta. Pero no todo lo que reluce es oro y las viviendas hoy son una cáscara vacía.

En enero del 2012, en Ezeiza, el el intendente Alejandro Granados inauguraba junto a Bonafini el complejo de 84 viviendas afirmando que el sueño de las Madres se cumplía. Ese día, la Madre de Plaza de Mayo decía que “si Schoklender no terminaba preso no creería más en la Justicia”. Sin embargo, los querellantes –tanto la Unidad de Información Financiera como la Fundación de Bonafini- no apelaron la decisión de la Cámara Federal de anular los procesamientos de los principales implicados. Los vecinos de Ezeiza, no están conformes con las viviendas que recibieron. El sueño del que habló el actual Ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, no se cumplió.

En el Chaco, Sueños Compartidos desembarcó en la capital, en las ciudades aledañas y en intendencias que simpatizaban, políticamente, con el gobernador Jorge Capitanich. Egidio García, diputado provincial que pertenece a los pueblos originarios, denuncia que “a nosotros nunca nos tuvieron en cuenta” a pesar de que, discursivamente, se mencionó que las viviendas se harían para los postergados aborígenes. “Capitanich me escucha pero no como gobierno sino como Capitanich”, agregó García la semana pasada.

En El Chaco, Emerenciano Sena fue el líder social que se enfrentó a Schoklender en el 2009 acusándolo de estafador. El presente de Sena es alentador. Hace 15 días inauguró 14 nuevas viviendas junto con Capitanich quien fue su testigo de boda a comienzos del 2013. Hoy está retirado de los cortes de ruta y ocupa sus tardes en la conducción de su programa político y social: “Mateando con Emerenciano” que se emite por Chaco TV.

Otro de los intendentes beneficiarios de los fondos federales de Sueños Compartidos fue Pedro Oreste Paoletti de Los Frentones quien, un mes atrás, fue sorprendido desnudo en su despacho junto con los cuadros de Néstor y Cristina Kirchner. Cuando los periodistas le preguntaron sobre el hecho Paoletti respondió: “No puedo andar mostrando mi cola por ahí para que se den cuenta de que ese no soy yo”.

Pablo Curín, intendente de Concepción del Bermejo, explica cómo se digitaban las obras desde Casa Rosada. Recuerda que, luego de ganarle la elección provincial del 2009 al Frente para la Victoria, el ministro de Obras Públicas del Chaco, Omar Judice, le dijo que le iba a cortar todas las obras prometidas. Allí se harían 102 viviendas de Sueños Compartidos. “Te voy a cagar, pendejo de mierda, te voy a cortar todas las obras… ¡Qué me venís a ganar una elección!”, recuerda Curín, en aquel entonces de 32 años, que le dijo el ministro. Así fue.

En Tartagal, Salta, recuerdan con desgano el paso de la Fundación luego del alud que provocó 3 muertos en febrero del 2009. Su intendente, Sergio Napoleón Leavy, siempre negó la existencia de un convenio firmado entre la municipalidad y las Madres de Plaza de Mayo pero acompañó, personalmente, a Sergio Schoklender a una inmobiliaria a comprar los terrenos para construir un centro de salud que nunca funcionó. Leavy es candidato a diputado nacional del Frente para la Victoria. Nadie trabaja en el obrador de Tartagal.

Por Santiago del Estero pasó en septiembre del 2010, Néstor Kirchner, poco antes de morir. Inauguró 60 viviendas en Villa del Carmen, a las afueras de la capital santiagueña que años después concluyó la hija del jefe de gabinete del gobierno del radical K, Gerardo Zamora. En abril del 2013 recorrí las obras junto con la ex responsable administrativa del complejo quien se desilusionó al descubrir que las Madres del Pacará no habían recibido las viviendas prometidas. “Cuando Bonafini conoció la problemática social de las madres que habían perdido a sus hijos por el paco vino con el proyecto acompañada por Sergio Schoklender”, recuerda la mujer. Hoy, en las casas, habitan amigos de punteros políticos y dirigentes sociales. “Las pocas madres que recibieron su casa la canjearon por plata”, explica un funcionario provincial que prefiere el anonimato para evitar represalias de Elías “Sugus” Suárez y su hija.

A fines del 2012, la cooperativa La Alameda registró, con una cámara oculta, a punteros locales revendiendo departamentos del barrio “Carlos Mujica” en el obrador de Castañares y General Paz a talleristas que explotan ciudadanos bolivianos en el mercado textil. La causa 8677/12 radicada en la Fiscalía Criminal y correccional Nº3 avanza lentamente. El descontrol en la adjudicación de viviendas, el negociado con los proveedores, el amiguismo, la confusión entre lo público y lo privado y el abismo entre el relato y la realidad se mezclan en la experiencia de Sueños Compartidos. El Tigre de Sergio Massa y Malena Galmarini tampoco habría sido una excepción a estos manejos.

* Autor de El negocio de los Derechos humanos | @luisgasulla 
El martes 10 de septiembre a las 18 horas en la Cooperativa La Alameda, Luis Gasulla ofrecerá una charla sobre política de vivienda social junto con Gustavo Vera.



Luis Gasulla (*)