POLITICA JUVENTUDES PARTIDARIAS


Sin argumentos para explicar la visita de neonazis a la Rosada

Las excusas fueron muchas pero la conclusión, una sola. El jefe de Gabinete y la ministra de Desarrollo Social, entre los presentes.

PERFIL COMPLETO


Foto:Twitter

Que no los invitó. Que no sabía quiénes eran. Que eran un partido “vecinalista”. Que fue un “error” de la recepción “que los dejó pasar”. Las excusas fueron muchas pero la conclusión, una sola: dos jóvenes de un partido neonazi participaron de un encuentro en la Casa Rosada junto al jefe de Gabinete, Marcos Peña, y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

El encargado de organizar el encuentro fue el subsecretario de Juventud, Pedro “Piter” Robledo, con alto perfil dentro del macrismo. La idea de la cumbre era reunir a las “juventudes políticas partidarias” para revisar iniciativas y poner en marcha una mesa de debate de proyectos. En ese contexto, se sentaron en una larga mesa Gastón Gama y Gabriel Kotler, de Bandera Vecinal, que lidera Alejandro Biondini, un dirigente que reivindicó el nazismo.

¿Cómo llegaron hasta allí? Gama envió un mensaje al celular de Piter, quien lo llamó y lo sumó. Cuando llegaron los jóvenes de Bandera Vecinal, no estaban en la lista oficial. Por ello, por Twitter, Robledo mostró una lista de invitados sin el partido neonazi. ¿Se habían colado ante la presencia de más de 150 efectivos de Casa Militar y la Federal? Claro que no: cuando Gama y Kotler llegaron a Casa Rosada, los recepcionistas llamaron por teléfono a Robledo, quien autorizó su ingreso y los agregó al listado.

Por Twitter, nuevamente, Piter se defendió: “Nadie invitó un partido nazi. Se identificaron como un partido vecinal. Repito: desmiento que los hayamos convocado”. En un comunicado oficial, el subsecretario de Juventud negó haber sabido que se trataba de un partido neonazi: “En ningún momento se revelaron como pertenecientes a la mencionada agrupación”. ¿Un partido vecinal pudo ingresar a Balcarce 50?

Como sea, una vez finalizada la reunión, Gama se acercó a Robledo y le entregó su tarjeta con la inscripción “Secretario de la Juventud del partido nacionalista Bandera Vecinal”.

PERFIL intentó comunicarse con Robledo pero no obtuvo respuesta. En su entorno dijeron que estaba “muy ocupado”. De todas formas, habló por Radio 10: “Esto me duele y me da pena. Se identificaron como un partido vecinalista, no habían sido invitados y es evidente que hubo un error de la gente de recepción que los dejó pasar”



Ezequiel Spillman